Dpto. Prensa

Dpto. Prensa

Marcas Marketing
Por Pablo Petovel - 8-02-2018
Cuando los márgenes de ganancia se acotan y las posibilidades de aumentar los valores de venta son mínimas porque se pierde mercado, las compañías grandes (y también las medianas y pequeñas) tienen un “as” bajo la manga.

Se llama “Shrinkflation”, algo así como “reduflación”, la manera en que BBC Mundo describe a la estrategia que se viene dando en numerosos países de reducir el peso o el volumen de las presentaciones de los productos de consumo masivo, pero con un detalle (no menor): conservando el precio de antes.

También le llaman “downsizing“, que suele ir en paralelo con el lanzamiento de segundas marcas, apuntando a que muchos consumidores están más dispuestos a sacrificar volumen antes que cambiar de marca.

“En el Reino Unido, se ha hecho muy visible en la sección de dulces y chocolates”, publicó el medio británico esta semana, agregando: “Varios países de América Latina también han experimentado desde hace algunos años el mismo fenómeno”.

Latinoamérica es uno de los mercados preferidos por las empresas para llevar adelante esta táctica comercial.
Según le dijo a BBC Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes de México (ANPEC), es más evidente en especial en panes, snacks, frituras, cereales, aceites, atún, aceitunas, suavizantes de tela, detergentes y refrescos.

En Argentina, pasa igual. En los supermercados se venden botellas de aceite de 500 cm3 (cuando antes la más chica era de 900), paquetes de yerba de 250 gramos (el más chico era de medio kilo) y pequeños frascos de café de menos de 100 gramos, daba a conocer Día a Día en un artículo. “Cada vez es más marcado. Hay paquetes de azúcar de medio kilo y papel higiénico de apenas 18 metros”, decía Vanesa Ruiz, gerente del Centro de Almaceneros de la ciudad de Córdoba.

Según Ruiz, “comienzan siempre las primeras marcas, las grandes empresas, que como ven que la gente comienza a elegir otros artículos más baratos, achican el tamaño para que la brecha no sea tan marcada. Así, la gente no se da cuenta, ve que los precios son más o menos los mismos y lleva la primera marca, sin advertir que está comprando menos producto”.
Para Víctor Palpacelli, vicepresidente de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de la misma provincia argentina, “es un aumento encubierto”. En declaraciones a Vía País dijo: “Los súper mucho no podemos hacer, porque las industrias nos dicen: ‘ahora viene así, si no te gusta, no compres’. Es una estrategia también para disfrazar la inflación, achicando el tamaño para aumentar menos el precio. Empiezan siempre las marcas líderes y las sigue el resto”.

La BBC estuvo en Pananá y habló con Giovani Fletcher, presidente del Instituto Panameño de Derechos de los Consumidores y Usuarios, quien declaró que la “reducción es significativa”, tanto en los productos de marcas propias que ofrecen los supermercados como en los que proceden de proveedores externos.
“Esto se nota especialmente en los enlatados, en las conservas, en la leche, en productos como la pasta de tomate”, dijo al medio inglés.

Para Roberto León Parilli, de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores de Venezuela, además de una reducción de peso y volumen, se produce “una merma de su calidad”.
Fuente: www.marca20.com

15 de febrero de 2018 Información General
Los beneficiarios de la Tarjeta social ya tienen depositado el crédito correspondiente al mes de febrero. Ayer miércoles se depositó a los beneficiarios de la ciudad de Córdoba y hoy jueves a los del interior provincial.

Vale recordar que desde el mes de enero el monto de la Tarjeta es de 700 pesos. Esto sumado al descuento del 5% que aplica el Centro de Almaceneros Córdoba y la Cámara de Supermecadistas se puede realizar una compra por un total de 730 pesos.

Además desde el mes de enero los beneficiarios de la Tarjeta Social perciben 100 pesos más debido a la suba prevista en el Presupuesto 2018 de la Provincia. Este es resultado de un aporte extra del gobierno de Córdoba que proporciona 550 pesos, mientras que los 150 restantes provienen de la Nación.
Fuente: prensa.cba.gov.ar

Por Redacción 7 Febrero, 2018
Los criollitos, el chori, el ferné y la Cañada son parte componente del ADN del cordobés. En enero de 2018, el consumo de criollitos disminuyó un 9,3% respecto de igual mes de 2017. En el rubro panificación, el único producto que expande su ingesta es el pan francés -el más barato de la lista-, el resto cae como consecuencia de la modificación de los hábitos alimentarios que genera la combinación de inflación y recorte de ingresos.

El Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comercios Minoristas de Córdoba midió una inflación de 1,82% en el mes de enero, en Córdoba. A su vez, proyectó un 23,4% para todo el año, esto es 8,4% por encima de la meta comunicada por el gobierno. Los datos están contenidos en el informe mensual de la entidad.

“Los nuevos aumentos registrados durante enero de 2018 en precios de combustibles, servicios y alimentos y la suba constante del Dólar Estadounidense, que parece no encontrar techo generan cierta incertidumbre sobre como impactará y cuál será el número real de la inflación éste año, habida cuenta que el Gobierno Nacional no ha tenido en sus dos años de gestión, acierto en sus pronósticos al respecto”, dice en sus conclusiones el trabajo.

Agregan que “el porcentaje inflacionario registrado durante el pasado año 2017 fue sensiblemente inferior al de 2016; y éste primer mes del año en curso se presenta atípico, por lo expresado anteriormente respecto al valor del dólar y por la desregulación del precio de los combustibles, dos componentes esenciales que impactan de manera directa sobre los precios de mercado. Si bien las ventas durante enero 2018, disminuyeron respecto a diciembre 2017 -lo cual es lógico por el receso estival- medidas de manera interanual, siguen mostrando un recupero en volumen”.

LAS CIFRAS

La Canasta Básica Alimentaria de enero 2018 (Línea de indigencia) es de 10216,56 pesos. Presenta un incremento respecto de diciembre 2017 de 1,93%. Mientras que el incremento interanual acumulado (febrero 2017-enero 2018) llega a 24,45%. y el proyectado para 2018, a 25%.

La Canasta Básica Total (CBT: alimentos, más bienes y servicios), que es la línea de pobreza, alcanzó en enero 2018 a 17.987,07 pesos. Esto implica un aumento de 1,82% sobre diciembre 2017. A su vez, la inflación acumulada interanual (12 meses, febrero 2017-enero 2018) de la CBT fue de 23,40%. Por su parte, la inflación real proyectada sobre la CBT es de 23,4%.

El volumen de ventas en almacenes y autoservicios cayó 1,37% en diciembre 2017 respecto de enero 2018 y aumentó 0,67% si se lo compara con enero del año pasado.

En enero de 2018, la incidencia del fiado (venta a crédito) sobre el total de ventas brutas de los comercios minoristas del rubro alimentación fue de 24,70%. Se trata del segundo mejor porcentaje desde diciembre de 2016.

Algunos meses de la serie desde diciembre de 2016, son los siguientes:

NOVIEMBRE 2017: 24,10%

AGOSTO 2017: 28,10%

JULIO 2017: 31%.

JUNIO 2017: 29,6%

MAYO 2017: 33%

ABRIL 2017: 33,6%

DICIEMBRE 2016: 27,6%

ALIMENTO POR ALIMENTO
Creció el consumo de alimentos lácteos a base de leche y a base yogur en enero de 2018 respecto de enero de 2017: 14,8%.

Cayó el de leche fluida, entera y descremada: -12,75%; Quesos blancos (cremoso, cuartirolo, etc.); -15,90%. Y Yogures bebibles y aflanados: -18,15%.

Aumentó la compra de pan francés: 17,40% y disminuyó la de facturas, bizcochos y otras especialidades (-16,83%) y criollitos (-9,32%).

La carne vacuna perdió 11,70%; la porcina ganó 2,25%; el pescado fresco se redujo 18%; y el pollo fresco incrementó su salida en 10,63%.

Frutas y verduras disminuyeron su consumo un 13,7%, mientras que las legumbres ganaron un 10,6%; las papas negras y blancas, 20,87%; y los fideos secos un 21,60%.

Otros productos que incrementaron sus ventas fueron el consumo de azúcar (17,10%); aceite (12,95%); tomate triturado (18,15%); yerba mate (24,4%); y te (28,35%).
Fuente: enredaccion.com.ar

 

Redacción
BBC Mundo
7 febrero 2018
Son más pequeños pero cuestan lo mismo. O más.

Desde hace algunos años consumidores en diferentes países vienen notando que al acudir al supermercado algunos de sus productos favoritos aparecen en presentaciones más reducidas en peso o volumen, pero conservando los precios de antes.

En el mundo anglosajón, el fenómeno ha sido bautizado como "shrinkflation" (algo así como "reduflación", una mezcla de reducción con inflación) y ha generado malestar.

Por qué muchos supermercados de Venezuela que estaban bien provistos ahora están semivacíos
4 claves para elegir la fila más corta en la caja del supermercado
En Reino Unido, se ha hecho muy visible en la sección de dulces y chocolates.

Para medir este fenómeno, la BBC analizó durante los últimos cuatro años 19 productos de distintos fabricantes y descubrió que 18 de ellos habían sufrido reducciones en su presentación.

Varios países de América Latina también han experimentado desde hace algunos años la "reduflación".

"Más aire que producto"
Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes de México (ANPEC), asegura que en su país esta tendencia afecta a los productos de alto consumo en general que son ofrecidos en presentaciones más pequeñas y en envolturas distintas a las originales.
Apunta que el fenómeno es evidente en panes, snacks, frituras, cereales, aceites, atún, aceitunas, suavizantes de tela, detergentes y refrescos, entre otros.

Indica que algunos rubros como el atún y las aceitunas, que antes se vendían en latas, ahora se comercializan en bolsas plásticas.

"La consistencia y los sabores también varían. No sabemos si esos cambios apuntan a favor de la calidad o no pero si es claro que son distintos a las presentaciones originales", subraya Rivera en conversación con BBC Mundo.

"Pero a la gente no le queda claro qué ventaja hay en ello. Al contrario, se dan cuenta de que sale más caro. Un reclamo de muchos consumidores es que las bolsitas de las frituras ahora traen más aire que producto", afirma.

Vanesa Ruiz, gerente general del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba (Argentina), asegura que la "reduflación" la vienen detectando desde hace tiempo.

"Muchas empresas realizan esto de forma paulatina como una forma de ahorro, porque esas reducciones pequeñas en cada producto significan un beneficio importante para ellos", le dice a BBC Mundo.

Indica que este fenómeno lo han registrado en productos como las golosinas, los lácteos, o las galletas. "Las legumbres que venían en presentaciones de 500 gramos pasaron a 400 gramos y, en algunos casos, a 350 o 340 gramos. Los paquetes de galletas que tradicionalmente eran de 140 gramos ahora contienen 103 gramos", explica.
"En el caso del yogurt, antes su presentación era de un litro y ahora es de un kilo, por lo que algunos consumidores creen que no ha habido cambio pero la cantidad no es la misma. Son aumentos de precio encubiertos", añade.

Giovani Fletcher, presidente del Instituto Panameño de Derechos de los Consumidores y Usuarios, le asegura a BBC Mundo queen su país se ha producido una "reducción significativa"tanto en los productos de marcas propias que ofrecen los supermercados como en los que proceden de proveedores externos.

"Esto se nota especialmente en los enlatados, en las conservas, en la leche, en productos como la pasta de tomate".

Fletcher considera que este fenómeno afecta los derechos de los consumidores al reducir de forma inmediata su capacidad de compra y cuestionó que los productores se valieran de "cualquier excusa" para justificar los incrementos en los precios.

Por su parte, Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores de Venezuela, señala que en su país —que sufre la mayor inflación de América Latina— más que registrarse una reducción del tamaño de la presentación de los productos se produce una merma de su calidad.

"Se altera la relación precio-calidad. Cada vez los productos valen más, pero con una menor calidad, sobre todo en sus empaques", dice a BBC Mundo.
Mondelez International, el fabricante de los chocolates Toblerone, dijo que había asumido los cambios en los costos "durante el mayor tiempo posible" antes de decidir encoger en Reino Unido el tamaño de sus emblemáticos triángulos.

Nestlé, otro fabricante de dulces, ha asegurado que en ocasiones redujo el peso de sus productos para disminuir las calorías o para equiparar el proceso de producción en distintos países.

Otras compañías apuntan a problemas cambiarios, concretamente, a la pérdida de poder adquisitivo de la moneda en el país donde operan.

Independientemente de si se trata de fluctuaciones en la tasa de cambio o intentos por reducir los riesgos de sufrir diabetes u obesidad, los fabricantes aseguran que ofrecen a los consumidores valor por su dinero.

Cuauhtémoc Rivera, de la ANPEC, asegura que en México la "reduflación" surgió impulsada por una fuerte caída del poder de compra de los consumidores.

"Las empresas están buscando abrir su portafolio para colocar sus productos al alcance de los distintos bolsillos con estas presentaciones de sus productos con cantidades menores", señala.
Apunta, sin embargo, que estos cambios derivan en un mayor costo al consumidor que termina por darse cuenta que el producto que está comprando ahora ya no le rinde tanto como antes.

En la evaluación que hizo la BBC sobre los dulces y chocolates en Reino Unido se midieron dos variables: el precio por 100 gramos y el precio pagado en caja por producto.

Entonces se detectó que 4 de los 19 productos evaluados registraron reducciones de precio por 100 gramos, mientras otros aumentaron de forma marcada.

Pero quizá muchos consumidores se preocuparán simplemente por lo que ocurra con el precio que ellos pagan por cada paquete o barra. En ese caso, el análisis de la BBC demostró que 9 de los 19 productos redujeron su precio aunque esto no siempre fue proporcional a las reducciones de contenido.

Así que, al menos en Reino Unido, mientras la "reducción" es evidente, la "inflación" (o mejor dicho el aumento de precios implícito) está produciéndose… aunque no tanto.
Fuente: www.bbc.com

 

 

NOTICIAS 5 DE FEBRERO 2018
Este fin de semana, decenas de emprendedoras formaron parte de la feria “Córdoba, Tierra de Mujeres Productoras”, que estuvo en el Encuentro Anual de Colectividades de Alta Gracia y en el Seven Femenino de Rugby, en Carlos Paz.

Entre los stands que pudieron recorrerse en Alta Gracia se destacaron los relacionados a trabajos textiles, tejidos, juegos, té artesanal, bijouterie, plantas, accesorios para animales, carpintería e indumentaria para bebés.

Una de las expositoras fue Nancy, impulsora de “Cuatro Patas”, un emprendimiento dedicado a la fabricación de productos para mascotas. “Nosotros hacemos todo a pulmón, y esta oportunidad me parece muy buena para que nos conozcan”, recalcó sobre la posibilidad de participar de la experiencia.

Como ella, Karina, quien crea joyería en acero con “Agatha”, aseguró que “poder estar acá, vendiendo sin costo alguno, es fantástico”, especialmente cuando “se hace tan difícil mantener producciones de este tipo”.

Desde Anisacate, Vanesa llevó también su iniciativa “Mundo Rústico” a la feria. “Es la primera vez que estamos en un evento así; sabemos que ahora van a conocer más sobre nuestro trabajo con muebles rústicos”.

En Carlos Paz

Desde el pasado viernes y hasta el domingo, “Córdoba, Tierra de Mujeres Productoras” fue parte del Seven Femenino de Rugby disputado en Carlos Paz.

Aquí las emprendedoras expusieron algunas producciones como sahumerios artesanales, indumentaria infantil, artículos naturales, bolsos, y artesanías en general.

Desde hace un año, Marcela se decidió a iniciar su propio negocio vinculado a los tratamientos ciento por ciento naturales. “Soy masajista y ahora le agregué a mi proyecto almohaditas terapéuticas hechas por mí”, contó.

María Fiorucci también estuvo presente en la muestra, y dijo:“Yo hacía sahumerios para mí, pero desde hace año y medio los comencé a vender. Participo en distintas ferias y esto es una puerta para todas”.

Lo mismo cree Mabel, dueña de “Acococho”, un emprendimiento dedicado a la confección de ropita para niños. Ella junto a su amiga crearon esta iniciativa hace más de dos años. “Yo me había quedado sin trabajo, y le propuse a la que es mi socia llevar a cabo esta idea. Tenemos un pequeño taller y todo lo hacemos con mucho esfuerzo. Estamos contentas aquí porque nuestro producto tiene muy buena aceptación”, compartió.

Entre las autoridades que visitaron las muestras estuvieron Carolina Basualdo, secretaria de Equidad y Promoción del Empleo; Inés Zinny, directora de Salas Cuna; Victoria Moncada, directora de Córdoba Con Ellas; y Mariano Reutemann, vocal de la Agencia Córdoba Deportes.

Cabe recordar que hasta el martes 6 de febrero podrá recorrerse “Córdoba, Tierra de Mujeres Productoras”, en el Festival de Peñas de Villa María. El horario es de 19.30 a 2, con entrada libre y gratuita.
Fuente: empleo.cba.gov.ar

Jueves, 08 Febrero 2018 16:42

Una serie de eventos inflacionarios

3 de febrero de 2018 • Negocios > Buenos días Córdoba
Por Daniel E.Alonso
En su habitual reporte mensual, el Centro de Almaceneros y Autoservicios de Córdoba incluyó en el informe de enero un calendario con los “eventos inflacionarios más relevantes” que se produjeron el mes pasado.

Allí desfilan, entre otros, la suba en el precio de los combustibles y la volatilidad ascendente del dólar, que aceleró hasta quedar cerca de los 20 pesos. A ese panorama hay que sumarle los ajustes de tarifas en servicios públicos y peajes.

Con ese telón de fondo, ya se advertía que sería muy difícil quebrar la inercia inflacionaria, después del pico de diciembre pasado. Es casi un sello fiscal de la gestión macrista: los precios crecen más en la primera parte del año que en el segundo semestre.

El relevamiento que hace más de 10 años realiza La Voz arroja que el arranque de 2018 no dista de otros y a eso dedicamos nuestro Primer plano, con un detallado informe sobre la evolución promedio de la canasta, que registra un alza mensual de 1,4 por ciento.

Uno de los datos más sorprendentes es la fuerte disparidad de valores, para un mismo producto, entre los locales en los que se verifican los precios: hay diferencias de hasta 62 por ciento.

Eso provoca que la misma canasta de productos tenga una brecha de más de 660 pesos entre el súper más barato y el más caro, y de unos mil pesos si se comprasen los artículos en forma individual en las bocas más económicas.

Si bien los supermercados han profundizado su política de promociones para competir con el canal mayorista, no dejan de llamar la atención semejantes diferencias.

¿Cómo seguirá la película? Cuando todavía faltan 12 días para conocer el índice oficial de la inflación de enero, la mayoría de las consultoras avizora un primer trimestre recargado y ajusta al alza sus previsiones para el resto del año.

Según el sondeo de expectativas del Banco Central, el mercado espera una inflación de 2,1 por ciento para febrero y de 19,4 por ciento para todo el año (2,5 puntos más de lo que se esperaba en diciembre).
Fuente: www.lavoz.com.ar

01-02-18 / 08:14 ECONOMíA
El Centro de Almaceneros de Córdoba relevó que una familia tipo, en el mes de enero, necesitó 17.987 pesos para cubrir la canasta básica total y 10.216 para no caer en la indigencia.

Vanesa Ruiz, gerenta de la entidad, señaló que la inflación durante el primer mes del año se ubicó en 1,82%.

En este sentido hizo referencia, por Radio Universidad, a los incrementos en combustibles, el dólar, servicios y alimentos.

"Enero siempre es recesivo por la temporada estival y se registró un merma de un punto en perdida de ventas", aclaró. Pero agregó que febrero se inaugurará con "nuevos aumentos" en una "bisagra con precios nuevos y salarios viejos".
Fuente: www.cba24n.com.ar

Inflación en Córdoba
01/02/2018 | 06:05 | Lo informó a Cadena 3 Vanesa Ruiz, del Centro de Almaceneros de la provincia. "Fue un mes difícil", señaló. Sigue en baja el consumo de lácteos, frutas, verduras y carne vacuna. Detalles, en la nota
El Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba informó este miércoles que la canasta básica total, que delimita la línea de la pobreza, aumentó un 1,82 por ciento en enero y ascendió a 17.987 pesos.
La gerenta comercial de esa entidad, Vanesa Ruiz, dijo a Cadena 3 que en el primer mes del año hubo "incrementos importantes", entre los cuales destacó los registrados en servicios (agua, 11%; telefonía móvil, 12%; combustibles, 6%), en el dólar y en algunos alimentos.

Sobre estos últimos, detalló que el precio del pan subió 13%; las pastas frescas, 11,5%; el azúcar, 18%; el aceite, 8%; y el vino tres cuartos, 15%.

Consultada acerca de si hubo valores a la baja, respondió: "No. Es más, hay muchas empresas que están esperando los movimientos finales de apreciación del dólar para observar sus listas y próximamente llegar quizás a otros incrementos".

"Es un número importante. Si evaluamos los últimos 12 meses, tenemos un 23,4%. Comparado con el año pasado, venimos con unos puntos menos de inflación, pero éste ha sido un mes difícil", evaluó.

Por otra parte, señaló que continúa la tendencia de consumir menos lácteos, frutas, verduras y carne vacuna.

"La leche fluida tuvo una caída de 12,75% y ha crecido el consumo de alimentos a base de leche y yogurt casi un 15%. Seguimos con una baja en quesos de 16% y de yogures, un 18%", indicó.

"Se consume más pan: seguimos con una tendencia de 17,4%. También se compran más infusiones (28,36%), yerba (24%) y azúcar (17%)", agregó.

"Se ha nivelado el consumo de carne vacuna, pero seguimos 11 puntos atrás. Se come más pollo (10,6%) y carne porcina (2,25%)", prosiguió.

Por último, señaló: "En frutas y verduras tenemos caídas del 13,60%, salvo en la papa y la batata, que, por su costo, se consume más, cercana al 21%".

Jueves, 08 Febrero 2018 15:58

No se fía

Miércoles, 31-enero-2018
Los porcentajes inflacionarios registrados por el Departamento de Estadísticas del Centro de Almaceneros de Córdoba, comparados con diciembre del 2017, señalan que el acumulado en el primer mes del año fue de 1,82%.

El mismo relevamiento, que se hace sobre mil unidades comerciales de distinta tipología y formato, seleccionados estratégicamente en relación a su ubicación geográfica y a las distintas realidades socio-económicas, midió que la Canasta Básica Alimentaria –que se utiliza para medir el índice de indigencia, tuvo un incremento de 1,93%, por lo que una familia tipo necesitó $10.216 pesos para superar ese umbral, en tanto que la Canasta Básica Total –parámetro para medir el índice de pobreza, aumentó un 1,82% y el mismo grupo familiar necesitó $17.987 pesos para no ingresar en esa clasificación estadística.

El trabajo destaca que los nuevos aumentos se explican en gran medida por el incremento en los combustibles, servicios y alimentos, además de “la suba constante del dólar estadounidense, que parece no encontrar techo”, variables que “generan cierta incertidumbre sobre como impactará y cual será el número real de la inflación, habida cuenta que el gobierno nacional no ha tenido en sus dos años de gestión acierto en sus pronósticos al respecto”.

Para el Centro de Almaceneros, como para la mayoría de los economistas heterodoxos que no comulgan con el actual modelo económico, el valor del dólar y la desregulación del precio de los combustibles son “dos componentes esenciales que impactan de manera directa sobre los precios de mercado”.

En el presente trabajo se destaca también que “si bien las ventas durante enero disminuyeron respecto a diciembre 2017 -los cual es lógico por el receso estival – medidas de manera interanual siguen mostrando un “recupero en volúmen en el sector comercial de Córdoba que representa el Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas”.

19 de enero de 2018 • Ciudadanos > Consumo
Por Redacción LAVOZ
LO MÁS IMPORTANTE
Un acuerdo estipula bajas progresivas hasta 2021.
En marzo, todos los establecimientos deberán usar Posnet.
La comisión que los comercios pagan a las tarjetas por cada venta que realizan bajó en el inicio de 2018 por encima del 20 por ciento, tras un convenio acordado entre el Ministerio de Producción, representantes de los comerciantes y las empresas emisoras de plásticos.

Mientras a comienzos de 2017 por cada venta el comerciante debía dar un 3 por ciento a la emisora de la tarjeta de crédito, en 2018 este porcentaje se redujo a 2,35 –el año pasado ya había habido una baja al 2,5 por ciento–.

En cuanto a las tarjetas de débito, la comisión a comienzos de 2017 era de 1,5 por ciento; luego pasó a 1,2 por ciento y, en la última modificación, a 1,1 por ciento.

“Esto tiene un impacto beneficioso en los comerciantes, pero apunta fundamentalmente a una formalización mayor de la economía, junto con la idea de una sociedad que no use tanto efectivo. Es muy bajo el porcentual que baja de las comisiones, por lo tanto, no se advertirá tanto en el precio”, detalló Vanesa Ruiz, gerenta del Centro de Almaceneros de Córdoba.
“Como miembro de Came (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), estamos trabajando para la obtención de Posnet sin costo en nuestros comercios, haciendo capacitaciones, para poder desmitificar el uso de la tarjeta, el miedo a utilizarla, mostrando los pros y los contras”, agregó. “Esto ayuda a que la gente se anime. Igualmente, comparado con otros países, tenemos comisiones altas. Perú y Brasil, por ejemplo, están en torno al 1,5 por ciento en tarjetas de crédito”, agregó.

La utilización de las terminales tendrá a fines de marzo un momento bisagra al finalizar el cronograma de fechas en el que se emplaza a todos los sectores a instalar estos dispositivos.

A partir de abril –de no mediar ninguna prórroga–, se incluirá a quienes facturen como monotributistas; esta medida será un enorme desafío, ya que el número que actualmente recibe tarjetas es menor.

Hace un año, se informaba que en un universo de 54 mil pequeños negocios en toda la provincia, sólo 3.800 contaban con Posnet.

“La baja de aranceles obviamente es positiva, pero no es el eje central del ahorro para el comerciante, y menos para el comprador. El impacto en el precio es prácticamente nulo. El mayor problema que tenemos es la financiación de los productos”, apuntó Cristian Pastore, director general de la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC).

Principales costos

Para Pastore, la reducción de la comisión puede ser más significativa para los almaceneros. De todas formas, aclaró que todos los comerciantes tienen costos mayores que los aranceles de las tarjetas y que tienen una incidencia importante en el precio.

“El gasto bancario está primero, con el costo de mantenimiento. También está el hecho de tener que tributar por la facturación. Cuando al producto lo pagan 760, el comerciante tributa por mil”, añadió. Destacó que la acreditación es a 60 días.

El uso de tarjetas no sólo implica una disminución de la economía en negro –lo cual favorece la recaudación impositiva–, sino también el costo operativo del traslado constante de billetes –con las medidas de seguridad que implica–, con cajeros automáticos abarrotados de clientes que demandan efectivo.

La reducción del arancel se realizó tras un acuerdo firmado el año pasado por el ministro de Producción, Francisco Cabrera, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), en representación de los comerciantes, y las empresas Prisma (licenciataria de Visa), First Data (Mastercard), Cabal, Tarjeta Naranja, Italcred y Tarshop.

Hacia 2021, se espera que las comisiones sean de 1,8% y 0,8% para crédito y débito, respectivamente.

Miles de beneficiarios de planes usan tarjeta

Engrosaron así la población bancarizada en Córdoba.

Desde el Centro de Almaceneros se apuntó que hay negocios donde la utilización del posnet se tradujo rápidamente en un aumento de hasta el 20 por ciento de sus ventas.

La extensión de la red de terminales de cobro implica una comodidad para las personas que no deben retirar plata de los bancos para poder realizar las compras –con cajeros constantemente sin dinero y largas colas– y una oportunidad para los comerciantes de captar clientes.

Entre estos se encuentran los miles que cuentan con alguno de los beneficios que dan los gobiernos mediante tarjetas. La Secretaría de Empleo de la provincia administra cuatro planes que suman un total de 38 mil beneficiarios que cobran entre 3.500 pesos (PPP, Pila y Por Mí) y 4.000 pesos (PPP Aprendiz), mientras que el Ministerio de Desarrollo Social tiene uno (Tarjeta Social) con 69 mil beneficiarios que cobran 700 pesos.

Otro gran caudal está asociado a las asignaciones de Anses. En Córdoba, durante 2017, 301.275 niños y adolescentes cobraban la AUH, un total de 309 millones de pesos mensuales.