Lunes, 19 Febrero 2018 15:29

Un nuevo paro bancario opaca el mes a los comerciantes

Valora este artículo
(0 votos)

19 de febrero de 2018 • Ciudadanos > paro bancario
Por Redacción LAVOZ
Los locales de ventas minoristas se verán más afectados por la medida de hoy y mañana. Los almacenes aumentan el fiado. Además, impactará el paro de camioneros previsto para el miércoles, asegura Fedecom.

El nuevo paro bancario previsto para hoy y mañana volverá a impactar en las ventas en forma negativa, especialmente en los comercios minoristas. Vanesa Ruiz, vocera del Centro de Almaceneros de Córdoba, vaticinó un aumento de fiados, especialmente en locales de barrios periféricos de la ciudad de Córdoba y localidades aledañas.

“En enero, el 25 por ciento de las ventas en almacenes de nuestra provincia se realizaron mediante el sistema de fiado. Estimamos que, con la falta de efectivo, ese porcentaje aumentará”, dijo Ruiz.

Esta modalidad se fortalece en zonas vulnerables, según datos de la organización. “Hay barrios donde la mayoría de los habitantes tienen trabajos informales, no cuentan con tarjeta de débito y deben llevar el alimento a sus hogares. El fiado nunca desapareció en Córdoba”, aseguró la vocera.

Además del paro bancario, el miércoles de esta semana también está prevista una medida de fuerza del gremio de los camioneros, que lidera Hugo Moyano. Ruiz indicó que esta protesta no afectará la provisión de productos en los almacenes, salvo en algunos alimentos frescos como pueden ser los lácteos: “Si la medida se extiende durante dos o tres días, ahí sí tendremos problemas”.
Quienes también vaticinan un febrero desfavorable son los integrantes nucleados en la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom). “Cualquier medida que afecte la libertad de movilizarse, de extraer dinero en los cajeros o de transportar mercadería afecta negativamente en las ventas”, indicó Ezequiel Cerezo, vicepresidente de la entidad.

“Sin dudas, el paro bancario afectará las distintas operaciones comerciales. No sólo la extracción de efectivo en los cajeros, sino también la acreditación de algunos pagos de la Anses (Administración Nacional de la Seguridad Social)”, explicó Cerezo.

Los comerciantes señalan que la extracción de efectivo en cajeros ya se torna dificultosa durante un fin de semana habitual. El inconveniente se acrecienta durante un fin de semana largo y con los paros bancarios.

Cabe destacar que esta es la segunda medida de fuerza del gremio que lidera Sergio Palazzo. La primera coincidió con el feriado de Carnaval y complicó las ventas de algunos rubros, a excepción del turismo que anduvo muy bien.

“Los comercios minoristas sentirán el mayor impacto de la medida de fuerza. No todos cuentan con terminales para cobrar con débito y además hay una menor circulación de dinero en la calle”, indicó Cerezo. El movimiento comercial también experimentará una baja en las ventas espontáneas, algunos locales de ropa y calzado. Se estima que impactará menos en alimentación.

Si bien el rubro turístico viene funcionando muy bien durante esta temporada, los visitantes se quedan menos tiempo y gastan poco, según un informe difundido el mes pasado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came). La tendencia, que se viene dando desde algunos años, es nacional y se replica también en Córdoba.

Escuela en la mira

A la hora de repuntar un febrero flojo en ventas, los comerciantes apuntaban al Día de los Enamorados. Según datos de Fedecom, los comercios registraron un aumento en las ventas el 14 de febrero, si se compara ese día con una jornada habitual. Sin embargo, los locales no registraron una explosión en el consumo, necesaria para repuntar un mes flojo en ventas.

El tema es que, este año, la fecha le siguió al feriado de Carnaval, y muchas parejas optaron por festejar con una estadía en las Sierras.
Las fichas están puestas ahora en el inicio del ciclo escolar. Los padres estiman comprar los útiles entre fines de febrero y comienzos de marzo. “Las familias hacen un gran esfuerzo para cubrir los gastos de la canasta escolar. Terminan realizando las compras porque son necesarias para que sus hijos puedan estudiar en la escuela”, reconoció Cerezo.

Este ahorro extra preocupa a los almaceneros, porque se traslada en un retroceso en las ventas del rubro. Para colmo, el contexto económico no ayuda. Y la falta de efectivo en los cajeros torna aún más complicada la situación. Según información del Centro, la merma del efectivo circulante en el primer paro bancario fue del 20 por ciento.

Fiar: una modalidad que no desaparece

En enero, representó el 25% de las ventas en almacenes.

Aunque el tema remita a la imagen de la vieja libreta del almacenero, las ventas al fiado nunca desaparecieron en Córdoba. Según datos del Centro de Almaceneros de nuestra provincia, el 25 por ciento de las transacciones comerciales registradas en el rubro durante enero se realizaron bajo esa modalidad. El porcentaje llegó al 32 por ciento en junio, según los relevamientos mensuales de la entidad. Y se estima que, con la falta de efectivo en los cajeros, el porcentaje aumentará durante estos dos días de paro bancario. Los que más recurren al fiado son los empleados informales.