Dpto. Prensa

Dpto. Prensa

POLÍTICA/ CANASTA BÁSICA ALIMENTARIA

Domingo 11 de octubre de 2020 - 19:09

El Departamento de Estadísticas del Centro de Almaceneros de Córdoba dio a conocer este domingo los resultados vinculados con el crecimiento de los precios durante el mes de setiembre y que arrojó una inflación de 3,12 % (el 2º porcentaje más elevado del año, superado sólo por el del mes de enero que se situó en 3,36 puntos porcentuales según la institución). 
Otro incremento en el precio de combustibles líquidos del 4 % y una suba de hasta 25% del valor del GNC volvieron a repercutir de manera directa sobre el costo de la Canasta Básica Alimentaria de acuerdo con lo revelado por el informe.
Las variaciones más destacadas durante septiembre 2020, fueron la de los siguientes rubros:
Alimentos y Bebidas 2,78 %Equipamiento y Mantenimiento del Hogar 3,40 %Indumentaria y Calzados 5 %Medicamentos 6,2 %Bienes y Servicios Varios 3,2 % La inflación acumulada durante 2020 es de 24,05 % en tanto que la inflación acumulada interanual asciende a 40,04 %. La Canasta Básica Total - línea de pobreza– alcanzó durante el mes pasado un valor de $ 47.927,08.
Entre los indicadores más relevantes obtenidos a partir de las 2.400 encuestas realizadas entre el 20/09 y el 30/09 por el Departamento abarcando todo el territorio provincial se encuentran las siguientes: 
28,50 % de los encuestados NO pudo acceder a la totalidad de los productos de la Canasta Básica de Alimentos.Entre quienes lograron tener acceso completo a la C.B.A, un 50,85 % lo hizo con alguna o algún o algunas de las ayudas estatales vigentes (IFE, AUH, Tarjeta Alimentar, Tarjeta Social Cba., Programa Más Leche Más Proteínas, Paicor etc.) 34,75 % de los encuestados, manifestó NO haber podido afrontar en totalidad los gastos corrientes, de contingencia y/o expensas durante éste mes; el 31,00 % debió recurrir a financiación con tarjetas de crédito. Un 16,75 % admitió financiaciones comerciales, empresariales o recurrió a préstamos personales y/o bancarios; mientras que solo el 16,50 % pudo afrontar dichos gastos con efectivo corriente, tarjeta de débito o utilizando parte de sus ahorros.El ranking de deudas en mora es liderado por tarjetas de crédito 39 % seguido por: Tasas e Impuestos 28%; Educación Privada 10,75%; Servicios Públicos 9%; Obras Sociales Prepagas 2%; Créditos y Préstamos 7,25%. Un 1,5% de los encuestados manifestó no poseer ninguna obligación en mora. En lo que respecta a la actividad comercial de la Ciudad de Córdoba, se observó durante septiembre una disminución en la cantidad de cierres comerciales, respecto al mes anterior (116 vs. 187).

Sin embargo en los últimos 6 meses, siempre de acuerdo con el estudio (etapa de pandemia y de medidas preventivas), se registraron 827 cierres definitivos de locales comerciales, contra 253 ocurridos en los 6 meses anteriores a la misma; totalizando en un año una cifra de 1080 comercios con cese definitivo de su actividad.
La cantidad de aperturas de comercios en el último semestre "fue imperceptible, al punto de considerarse no registrable", aseguran.
El volumen de venta en comercios de cercanía, cayó el mes pasado –comparado a igual mes del año anterior– un 11,50 %.

Fuente: www.lavoz.com.ar

Crisis por coronavirus 12/10/2020 | 15:46

Un informe del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas arrojó el cese de actividad de 820 negocios en los últimos seis meses. "La pérdida de trabajo es importante", dijo la titular.

El relevamiento del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba arrojó que cerraron tres locales por día durante la cuarentena por la pandemia del coronavirus.“El informe económico de septiembre, realizado por el departamento de Estadísticas y Tendencias, señala que se observaron 116 negocios de distintos y diversos rubros”, señaló Vanesa Ruiz, la titular de la entidad.

Detalló que, de esta manera, en los últimos seis meses se registraron 820 cierres definitivos de locales comerciales, contra otros 253 ocurridos en los meses previos a la pandemia.“Se totaliza en un año una cifra de 1.080 comercios con cese definitivo. Si en cada uno trabajan 2,5 familias, la cuantía de la pérdida de trabajo en el sector es muy importante", resaltó.
Vanesa Ruiz, por último, aclaró que los números para los próximos meses distan de ser alentadores.
Informe de Fernando Barrionuevo.

Fuente: www.cadena3.com

CIUDADONOS CORONAVIRUS EN CÓRDOBA
Sábado 03 de octubre de 2020 - 00:01 | Actualizado: 03/10/2020 - 01:36

VERÓNICA SUPPO

Después de que desde el lunes pasado Córdoba capital se acogió a las restricciones horarias en la actividad comercial no esencial, desde las 20 y hasta las 6, los movimientos en los barrios por la noche ya no son los mismos. En zonas con corredores de bares y restaurantes, la circulación de personas es casi nula, pero en las calles internas los vecinos se dividen entre los que no salen por temor y entre los que se siguen juntando.
La Voz realizó un relevamiento y constató que la gran mayoría de los comercios acató el cierre y que no se registraron casi casos de bares que fueran intimados por continuar con la apertura. De hecho, hay comercios que pueden estar abiertos, como las despensas y carnicerías, pero que decidieron cerrar a las 20: algunos por desinformación y otros por temor a los contagios y a los robos de noche, cuando ya no quedan tantos vecinos circulando.
En polos gastronómicos, como en la calle Luis de Tejeda, en el Cerro de las Rosas, o en un tramo de Lamarca, en barrio Urca, al noroeste de esta ciudad, después de las 20 no quedan más que unas pocas despensas y farmacias abiertas. Estas arterias tienen baja circulación de autos, aunque esto no es algo que esté prohibido. “Desde que comenzaron las nuevas medidas, hay menos movimiento nocturno y podría decir que hasta durante el día también hay menos tránsito en general. Hay menos autos estacionados”, aseguró a La Voz Omar Carbonari, del centro vecinal Cerro de las Rosas.Compras por "delivery"
En Juniors y General Paz, dos de los barrios más próximos al Centro, sucede algo similar: las calles con bares y restaurantes quedan casi desiertas después de las 20. Ignacio Amelotti, presidente de la organización barrial de General Paz, contó cómo se viven las restricciones. En este sector, los vecinos hacen preferentemente sus pedidos de comidas a la noche a través de cadetes.
“La verdad es que se nota que se está cumpliendo con estas medidas, quedan abiertos los quioscos y la gastronomía está trabajando después de las 20 con delivery y se ve que es a rajatabla”, comentó Amelotti.En Poeta Lugones, en el noroeste de la ciudad, los comercios no esenciales cierran a las 20 y desde el lunes pasado ya se observó menos circulación. “Por el relato de la gente y de la Policía Barrial, sabemos que sí se está respetando”, contó Lorena Jaime, presidenta del centro vecinal Poeta Lugones y Ampliación Poeta.
En Villa Azalais Oeste, en el este de esta ciudad, los vecinos están temerosos por la cantidad de contagios, por lo que la actividad por la noche disminuyó. César Carballo, de la organización barrial, dijo: “Pasadas las 20 ya no queda nadie en la calle, son contadas las personas porque tienen miedo, creo que un 90 por ciento hace caso a la restricción y no sale. Espero que sea efectiva porque nos está castigando y muy feo el coronavirus”.
Reuniones por la noche
Pero esta realidad no se aplica en todos los barrios, sobre todo en los que no tienen grandes polos gastronómicos. Si bien quedan sólo abiertos algunos quioscos o despensas, los vecinos relataron que las personas se siguen moviendo y organizando juntadas.  
En Santa Isabel II, en el sur de esta ciudad, queda algún que otro almacén abierto por la noche, pero siguen las reuniones.
“No cambió en nada porque la gente se junta en las casas, por eso no queremos salir para nada”, relató Carlos, herrero, que optó por hacer las compras sólo de día.En Villa El Libertador, el barrio próximo a Santa Isabel II, los vecinos coincidieron en que hay juntadas en las plazas y o en las canchas de fútbol.
“Se ve más gente desde la tarde, se juntan en la plaza”, aseguró Aldo Ortega, presidente del centro vecinal.
A cuadras del Centro, en Villa Páez, la situación es parecida porque el cierre de comercios no esenciales es acatado, aunque hay malestar entre los vecinos por las reuniones y por la actividad que se genera por la noche. Susana Luna, del centro vecinal, lleva un trabajo codo a codo con el dispensario del barrio, registra los casos positivos de coronavirus y hace campaña para que la gente se cuide, pero está preocupada. 
“La pandemia en Villa Páez se vive totalmente distinta, no existe mucho el aislamiento. Los negocios siguen abiertos a esa hora de la noche y la gente circula con total normalidad. Incluso, se sigue juntando, hace vida normal y eso que todos los días se hacen hisopados y tenemos nuevos positivos, y vamos llevando un registro de esto”, contó la mujer.Cierran por los robos
En Marqués de Sobremonte, uno de los barrios que tuvo un cerco sanitario por la cantidad de casos positivos, quedan pocos comercios abiertos después de las 20. Si bien pueden atender, cierran porque tienen miedo a los robos. 
Víctor Stuto es dueño de la verdulería Pety de este barrio y con su mujer acordó cortar su trabajo a las 20.
“Yo cierro. A partir del martes pasado no se vio gente después de esa hora. Y los comercios empezaron a cerrar por miedo a las multas y a los delincuentes que andan libremente. Hay muchos casos de Covid-19, pero ya no hacen cordones”, contó el hombre.“Es una situación difícil porque los precios aumentaron mucho y hay confusión con el horario. Hay más casos positivos. Esto es crítico. Es un combo de todo un poco”, resumió.
Almacenes, abiertos
Justamente, desde el Centro de Almaceneros de Córdoba debieron informar que este rubro podía seguir trabajando después de que el municipio anunció que estas medidas lo alcanzaban y que, después, aclaró que no debía acatar ya que estaba contenido en las actividades comerciales esenciales, a las que los vecinos concurren por la proximidad.
Germán Romero, director del Centro de Almaceneros de Córdoba, dijo que recibieron las consultas de los dueños de despensas acerca de si podían o no trabajar. 
“Es una actividad que desde el inicio de la pandemia, y por un decreto nacional, está permitida porque son comercios de proximidad. La mayoría trabaja hasta las 21.30 o 22. Entre las 20 y las 21.30, tienen la mayor demanda de los clientes, que son los que hacen las compras cuando regresan de trabajar”, explicó Romero.

El director de Espectáculos Públicos, Julio Suárez, quien lleva adelante el operativo de control de las restricciones, contó que, desde el jueves pasado y hasta el domingo, se intensificaron los controles en los corredores gastronómicos, pero que todos los días se hacen inspecciones tanto en zonas de bares como en puntos clave de la periferia.

Fuente: www.lavoz.com.ar

Crisis por coronavirus 

Vanesa Ruíz, gerenta del Centro de Almaceneros local, dijo a Cadena 3 que la caída del consumo se nota incluso en los productos más baratos y básicos como harina, aceite, frutas y verduras.

08/10/2020

Vanesa Ruíz, gerenta del Centro de Almaceneros de Córdoba, indicó que la caída del consumo de alimentos abarca incluso a aquellos de menor costo, y que ciertos productos pasaron a ser de lujo.“Si bien el formato de cercanía captó más clientes durante la pandemia de coronavirus, se ve la restricción que están teniendo las familias, y si se eligen los alimentos que tienen menor costo aun ahí vemos la merma en la compra”, apuntó Ruíz en diálogo con Cadena 3.Asimismo, destacó con preocupación: “Hay productos que quedaron como delicatesen como los quesos y yogurts, en este último hay una caída de casi el 27% y estamos entrando a la plena época de consumo”.
“Ni hablemos de frutas y verduras que con los últimos incrementos de precios en este mes cayeron entre el 20 y 25% en su consumo”, añadió.
En lo que respecta a aceites y harinas, sufrieron incrementos que golpearon el consumo y las familias los tienen que recortar. “Un 48,77% de las familias necesita de alguna ayuda estatal para hacerse de la canasta básica alimentaria”, advirtió.
Y agregó: “El recorte pasa por absolutamente todo, el consumo de infusiones aumentó 35,20% interanualmente y la leche se recuperó muy poquito, un 3,4%”.
“Si bien hay un cambio de hábitos profundo, la pandemia agravó este corrimiento hacia los productos más económicos; más del 80% de los hogares ha visto recortado sus ingresos”, señaló.
Para cerrar, subrayó: “Se dejó de consumir gaseosas y fiambres, pero cuando tocamos los alimentos estructurales comienza lo grave”.
Entrevista de Fernando Genesir.

Fuente: www.cadena3.com

INSTITUCIONAL 01/10/2020

Inicia el curso de nutrición para comerciantes de alimentos de Córdoba

Con el objetivo de llegar a la ciudadanía con contenidos de alimentación y nutrición comienza el programa “Nutriendo tu Compra” a través del cual el Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Córdoba brinda capacitación a comerciantes asociados al Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comercios Minoristas de Córdoba sobre guías de alimentación y estrategias de compra saludable. De esta manera los comerciantes de cercanía ayudan a mejorar la nutrición de su clientela.

Trabajando de manera articulada junto con la Legislatura de Córdoba,  el Legislador Franco Miranda vincula y acerca las necesidades de los sectores concretándose  la firma de un convenio entre ambas instituciones. Des esta forma se crea un espacio de Capacitaión y Formación iniciando  el martes 6 y el jueves 8 de octubre a las 14:30 hs. se dictará a través de Zoom el curso para comerciantes de alimentos de Córdoba. 

Crisis por Coronavirus

11/08/2020 | 07:43

Lo arrojó un relevamiento realizado por el Centro de Almaceneros de la provincia de Córdoba. La canasta básica aumentó un 2,38% en julio.Una familia cordobesa necesitó $46.630 para no caer bajo la línea de pobreza y $32.337 para no ser indigente en julio.
Estos datos surgen de un relevamiento, realizado por el Centro de Almaceneros de Córdoba que, además, detectó que la canasta básica total sufrió un aumento de 2,38%, mientras que la básica alimentaria subió un 3,11%.
"Las ventas cayeron en un 6%. Si vemos el nivel de ingresos por nivel de ventas bajó un 15%. La situación comercial es delicada. En julio, cerraron 123 comercios y unos 500 en lo que va de la pandemia. Hay un cambio de hábitos en los consumidores. Hay más consumo de hidratos, azúcares, infusiones, fideos y menos de carnes y frutas", comentó a Cadena 3 Vanesa Ruiz, titular de la entidad.
El estudio también reveló que, en lo que va del año, la inflación en materia alimentaria ya acumuló un alza del 19,61% en Córdoba; mientras que la inflación a valores interanual sufrió una suba del 56,4%.
Informe de Juan Pablo Viola.

Fuente: Cadena3.com

 

CIUDADANOS CORONAVIRUS

Lunes 06 de julio de 2020 - 23:19

El Centro de Almaceneros de Córdoba emitió este lunes por la noche un duro comunicado donde advierte los problemas que se pueden generar si la Nación mantiene su decisión de "cortar" en la provincia el pago del Ingreso Familiar de Emergencia, de acuerdo con lo anunciado por el Presidente y ratificado a La Voz por el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.
"El fin del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) para Córdoba, representa hoy, un severo riesgo alimentario para miles de familias y un letal golpe a la actividad comercial de nuestra provincia", arranca el documento firmado por la comisión directiva de la asociación.
De acuerdo con el análisis que realizan desde el Centro, el cambio de estatus de Córdoba de Aislamiento a Distanciamiento (la principal razón por la cual perdería el beneficio) "no supone en absoluto una reactivación automática de la economía ni garantiza una rápida recuperación del poder adquisitivo de los grupos familiares y mucho menos de las numerosas fuentes laborales – formales e informales – perdidas durante el último trimestre".

Y agregan: "La real posibilidad de que Córdoba no pueda acceder al IFE luego de efectuado el 2º pago del mismo, pone a nuestra Institución, al sector comercial minorista que representamos a lo largo y a lo ancho de nuestra provincia y a un considerable segmento de nuestra sociedad, en un estado de máxima y profunda preocupación".
Los almaceneros sostienen que el IFE se ha transformado en la principal atenuante a la crisis económica que viven miles de hogares en la provincia, por lo que eliminarlo sin una reactivación real de la economía sería un "durísimo golpe a la actividad".
Los más de 7.000 millones de pesos que ingresan a Córdoba por esta prestación, a través de sus receptores –personas desocupadas, trabajadoras/es de la economía popular, monotributistas de las primeras categorías, monotributistas sociales, trabajadoras/es de casas particulares, beneficiarios de la AUH, etc.– se trasladan principalmente al comercio y este a su vez lo inyecta de manera directa en la industria (conformada en gran parte por PyMES y MiPyMES regionales), generando dinamismo para éstos sectores, principales motores de la economía", agregan
El Centro plantea que no es el momento de eliminar esta ayuda sin un reemplazo equivalente. "Porque sin esa inyección monetaria, la caída de la economía será abrupta y, sin lugar a dudas, generará mayores tasas de desempleo y pobreza, y casi de manera inmediata, mayor necesidad de asistencia del Estado", finalizan.

Fuente: lavoz.com.ar

Página 1 de 107