Dpto. Prensa

Dpto. Prensa

RÍO CUARTO

Por: Redacción PUNTAL | Fecha: 04/04/19 00:35 | Efectos de la crisis. Una alimentación desbalanceada

La crisis no es sólo un concepto, o los vaivenes del dólar que sube o baja. Su persistencia ya se siente en el cuerpo, en la mesa, en la calidad de vida de todos los días. Según un informe estadístico realizado por el Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba, que relevó 1.000 supermercados y almacenes de la capital provincial y el interior, hay un deterioro en la calidad proteica y nutritiva de la dieta de las familias.
El estudio revela que en Córdoba cayó -en algunos casos drásticamente- el consumo de carnes, lácteos, verduras y frutas y se elevó el de harinas y papas. Es un cambio que implica la migración hacia alimentos más baratos pero que, consumidos en exceso, derivan en una dieta desbalanceada y menos saludable. 
La carne vacuna, elemento indispensable en la dieta nacional, acusó el impacto de los aumentos que llevaron el kilo a 300 pesos. Según el relevamiento del Centro de Almaceneros, el consumo en la provincia cayó el 22,35 por ciento. Esa baja motivó un traslado mínimo hacia la carne de cerdo, que en marzo de este año se vendió un 5,12 por ciento más que en 2018.
La venta de pollo también cayó desde que el precio tuvo una escalada del 60 por ciento -de ese total, la mitad se concentró en marzo- aunque el 3,43 por ciento. 
El pescado también se comportó a la baja, con un 27,24 por ciento de menores ventas y hasta el 41,68 por ciento en pescados en conserva. 
Lo que sí creció fue la venta de menudencias vacunas un 8,20 por ciento y las de pollo un 35,30 por ciento.
En cuanto a los lácteos, la caída también es pronunciada. La leche fluida entera o descremada, que no sólo tuvo fuertes aumentos de precios sino que además registra faltantes, evidenció una baja del 25,30 por ciento en el consumo interanual. La leche en polvo bajó el 15,10 por ciento, los quesos blandos y cremosos se retrajeron un 23,40 por ciento.
Los yogures firmes y bebibles se consumieron un 24,85 por ciento menos y los postres y flanes registraron una caída del 17,90 por ciento.
Como contrapartida, aumentó el consumo de lácteos a base de leche y yogur un 19,40 por ciento.
En el comportamiento de la venta de carnes y lácteos se comprueba que la gente está optando por alimentos de mucha menor calidad, como las menudencias y los productos a base de leche y no leche propiamente dicha.
Las frutas y verduras, que también aportan para una dieta balanceada, tuvieron una baja del 23,15 por ciento en el consumo, mientras que las papas, un producto más barato y que aporta básicamente carbohidratos, registraron un incremento del 29 por ciento en la venta.
Paralelamente, también  subió la venta de pan francés y mignon (15,42 por ciento), aunque cayeron los productos de panificación más elaborados.


Pastas secas


Como es un alimento barato, fuente de hidratos de carbono, los fideos registraron una fuerte suba en las ventas. En marzo de este año se consumieron un 27,7 por ciento más que en 2018. Lo mismo pasó con la harina (23,66 por ciento más) aunque las pastas frescas, más caras, cayeron casi un 25 por ciento.
La yerba y las infusiones crecieron hasta el 38,45 por ciento.

Fuente: www.puntal.com.ar

Córdoba

03 DE ABRIL DE 2019 | ACTUALIZADO EL 03 DE ABRIL DE 2019

El Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba detalló en su informe estadístico el panorama económico de marzo de este año, en el que se desprende que la Canasta Básica Alimentaria subió 5,24% este mes con respecto a febrero.
De acuerdo a la entidad, una familia necesitó $ 28.792 para no ser pobre. La inflación de marzo fue de 3,9%, según sus datos, y suma en lo que va del año 11,19%. En los últimos 12 meses acumula 52,9%.
El análisis remarca que aumentó el fiado en un año (14,50%), y la morosidad en el pago del fiado (38,70%), al igual que la incobrabilidad del fiado (21,30%).
Entre las caídas en ventas respecto a marzo del año pasado, se destaca un descenso en el expendio de, entre otros, leche fluida, entera y descremada (25,30% menos), carne vacuna (-22,35%), pescado fresco y congelado (-27,24%), café torrado, molido e instantáneo (-40,28%), facturas, bizcochos, pan criollo y chipacas.
Por otra parte, aumentó la venta de pan francés y mignón (15,42%) y de infusiones en saquitos (té y mate cocido, un 38,45%).
Los aumentos de mayor relevancia de los alimentos que componen la Canasta Básica Alimentaria en marzo pasado fueron el pollo (30%), leche (17%), conservas de pescado (20%), quesos blandos (15%), arroz y azúcar (10%) y aceite (8%).

Fuente: www.cadena3.com

Politica y Economía

Por Antonella Vazquez - 3 abril, 2019

También se incrementó la compra al fiado y la incobrabilidad.Los productos que venden los almacenes y autoservicios en Córdoba se encarecieron un 5,24 por ciento durante marzo pasado, según el último relevamiento que realizó el Centro de Almaceneros de Córdoba.
De acuerdo al informe, en los primeros tres meses del año, los precios de los alimentos acumulan un incremento del 12,94 por ciento. Y respecto de marzo del año pasado (en los últimos 12 meses), el aumento llega al 68 por ciento.Según la Canasta Alimentaria elaborada por la entidad, una familia necesitó en marzo 18.682 pesos para no caer en la indigencia, y de 28.792 para no ser pobre.
Como consecuencia de la suba de precios, las ventas en los almacenes volvieron a registrar una baja el mes pasado, en dicha oportunidad del 3,11 por ciento. Y en relación con igual mes de 2018, la baja en las ventas ronda el 9,7 por ciento.
Además, la compra al fiado se disparó un 14 por ciento en marzo, mientras que la morosidad trepó al 38 por ciento. La incobrabiliad, en tanto, creció el 21,3 por ciento.

Fuente: cordobatimes.com

Economía 03/04/2019

Por Redacción La NUEVA Mañana

Una familia tipo cordobesa necesitó en marzo mil pesos más que el mes anterior. Según el informe mensual que realiza el Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba, en marzo para cubrir la canasta básica total y no caer bajo la línea de pobreza, necesitaron un ingreso mensual de $28.792.
La Canasta Básica Total -que incluye además de alimentos, servicios básicos, ropa e indumentaria, educación, entre otros- se ubicó en marzo en $28.792, lo que significa que una familia tipo de cuatro integrantes debió contar con ingresos globales diarios que no sean inferiores a $959,74 para no ser pobre. El mes anterior, en febrero de 2019, esa familia necesitaba para cubrir la misma canasta $27.711.
En tanto, la Canasta Básica Alimentaria fue de $18.682, lo cual quiere decir que una familia precisó ingresos globales periódicos que no sean menores a $622,76 para no ser indigente. En un año los alimentos aumentaron 68,20 %.
En marzo, el incremento de la Canasta Básica Alimentaria fue del 5,24%. La fuerte suba se registró en pollo (30%), conservas de pescado (20%), leche (17% aunque la percepción real es mayor para las familias que adquieren 2º marcas, que no estuvieron presentes en las góndolas durante marzo), harina de trigo (15%), quesos blandos (15%), arroz (10%), azúcar (10%) y aceite (8%).
Mientras que en la Canasta Básica Total los principales aumentos, además de los alimentos, se registraron en el transporte escolar (30%), cuota colegios privados (20%), artículos de limpieza (17%), transporte interurbano de pasajeros (15,25%), indumentaria (10%), combustibles (7,8%, conformado por el 2,8% aplicado el 01/03 y 9,5% retrotraído al 5% del día 30/03) y medicamentos (7%). El índice inflacionario interanual es de 52,90%.
Continúan bajando las persianas

En Córdoba, las ventas en volumen de comercios minoristas, cayeron 3,11% en marzo 2019 respecto a febrero del mismo año y 9,70% comparado con igual periodo de 2018.
Los cierres de locales comerciales, superaron nuevamente las aperturas de nuevos comercios y aumentan mes a mes. En febrero habían cerrado 52 comercios y en marzo cerraron 61.

Fuente: lmdiario.com.ar