Dpto. Prensa

Dpto. Prensa

Política / Economía 12/07/2019

Por Facundo Piai

La caída de la demanda afectó a los principales comestibles de la canasta alimentaria en la provincia durante el primer semestre de 2019.

Especial para La Nueva Mañana
La quietud del valor del dólar contribuye a la desaceleración de los aumentos de precios. Si las últimas devaluaciones bruscas del peso frente a la divisa norteamericana explicaron parte de los aumentos de 47,6% durante el año pasado, es de esperar que la pax cambiaria actual favorezca a que la inflación aminore su ritmo, en consecuencia, que los aumentos de junio sean menores a los registrados en mayo, en un contexto signado por la caída de la demanda y la recesión de la economía. Algunos analistas anticipan que los aumentos del sexto mes sean los más bajos en lo que va del año. Por lo pronto, con un incremento de 2,9 puntos porcentuales, enero fue el mes que presentó menores subas que el resto de los meses registrados.
Sin embargo, el consumo no logra recomponerse. Un estudio privado informa que en mayo el consumo se desplomó 3,6 puntos porcentuales, lo cual evidencia una disminución en la caída del consumo en supermercados producto de un incremento de ventas de artículos de almacén (enlatados, harina, arroz y pastas secas, principalmente). Estas grandes superficies (que aún registran números en rojo) logran recomponer parte de las ventas de la mano de campañas promocionales, la exposición de marcas propias en sus góndolas, más la implementación de programas oficiales hechos a su medida que buscan estimular el consumo, como Precios Cuidados y Precios Esenciales. Así, los súper, en su mayoría de capitales extranjeros, pueden enfrentar mejor la crisis que los pequeños almacenes y autoservicios.


Las ventas siguen en caída en Córdoba

La Cámara de Comercio de Córdoba (CCC), en su medición mensual de actividad de comercios minoristas de la ciudad, advierte que en junio hubo una caída interanual de ventas de de casi once por ciento. Más de la mitad de las unidades comerciales encuestadas acusaron caída de ventas en comparación con junio del año 2018. Cabe aclarar que, según la misma consultora, en el mes de referencia (junio del año pasado) la actividad también había presentado números negativos, en aquella oportunidad la merma fue de -6,8%. El año pasado se caracterizó por un incremento importante del dólar que se reflejó en los precios internos y repercutió en el consumo y la producción.
Según los informes económicos del Centro de Almaceneros sobre el sector, en el primer semestre del año cerraron 326 unidades comerciales y abrieron 134.
Los relevamientos de la CCC muestran una ligera mejoría (de 0,2%) en el volumen de ventas al comparar la performance de junio de este año con la del mes pasado, aunque la facturación registrada aún permanece por debajo de la inflación. De este modo, continúa la tendencia negativa en los niveles de actividad que ya suma 17 meses consecutivos con números en rojo. También, la consultora García Daponte evidencia un aumento de transacciones mediante modalidades de pago electrónicas, puesto que solo el 37% de las ventas totales registradas se realizaron en efectivo. Mientras que las compras efectivizadas a través de crédito y débito representaron el 62%.


La canasta básica aumentó más que la inflación en el primer semestre

Por otro lado, el Centro Almaceneros de Córdoba expone que, durante el primer semestre, la canasta básica alimentaria aumentó más que la inflación de la provincia de Córdoba. Esta medición se compone del estudio de 50 artículos que forman dicha canasta, relevados en 1000 unidades comerciales de distinta superficie, abarcando más de 180 barrios, entre la capital y el Gran Córdoba. La muestra también está conformada por más de 150 almacenes y autoservicios del interior de la provincia. Según esta institución, el total de los alimentos relevados promedia subas que superan los 22 puntos porcentuales durante el período que va de enero a junio del corriente año.
De acuerdo a los registros de la entidad, muchos de los artículos más masivos de la canasta alimentaria presentaron aumentos por arriba de la inflación promedio. Por caso, la yerba mate incrementó su precio más del 42% en lo que va del año, más que duplicó el incremento de la canasta alimentaria, la carne de pollo también registró subas semejantes, al igual que la leche fluida. Asimismo, la carne vacuna mostró aumentos por encima de la media, al igual que los huevos, las infusiones y el queso.
Cayó la demanda de carne vacuna y leche

De acuerdo a las variaciones del consumo, medido interanualmente, el Centro de Almaceneros publica que hay alimentos esenciales que registran números negativos en los seis meses contemplados, es el caso de la carne vacuna, cuyo consumo cayó en promedio 21,3% durante el primer semestre del corriente año. Mientras que el consumo de carne de pollo mostró un comienzo de año positivo, pero luego se desplomó. Por los valores publicados, podemos inferir que esta disminución del consumo de proteína animal fue sustituida, en parte, por carne de cerdo que mostró un leve crecimiento en la serie analizada, pero, sobre todo, por el incremento exponencial de las menudencias de pollo y vaca.
Otro de los alimentos que mostró una caída en su demanda fue la leche fluida, que también sumó bajas consecutivas durante todo el semestre, siendo el promedio de la caída de 19%. A la par, se observa una suba ininterrumpida de alimentos a base de leche (símil leche, carente de proteínas) e infusiones, pese a que el precio de este artículo fue uno de los que más subió durante el semestre. De lo anterior se concluye que las unidades comerciales encuestadas dan cuenta de que en Córdoba se consume menos leche y más té y mate cocido que el año pasado. También observamos un aumento importante de la yerba mate, cuyo consumo subió en promedio poco más de 21 puntos porcentuales, durante el primer semestre, pese a que fue uno de los alimentos de la canasta que registró mayor encarecimiento en el mismo período señalado. Esto significa que la yerba es lo que los manuales de economía definen como un producto típicamente inelástico, es decir que el consumo del bien es poco sensible respecto a cambios en el precio del producto.
 Fuente: lmdiario.com.ar

Ciudadanos Comercio

GABRIEL ESBRY Domingo 14 de julio de 2019 - 00:01 | Actualizado: 17/07/2019 - 09:49

Para la referente mercantil, el negocio barrial debe “aggiornarse” a los nuevos tiempos. Asegura que competirá con los grandes formatos.l futuro del pequeño comercio de barrio está asegurado en tanto y en cuanto se aggiorne tecnológicamente a los tiempos que se vienen. Eso afirma Vanesa Ruiz, gerenta del Centro de Almaceneros de Córdoba, la entidad que nuclea a miles de despensas, autoservicios y locales de cercanía en toda la provincia.
“El comerciante tendrá que profesionalizarse, capacitarse, para acompañar las exigencias y las necesidades de sus clientes”, dijo la referente cordobesa en el marco del ciclo de entrevistas por los 115 años de La Voz.
–¿Cómo se imagina el futuro del comercio minorista en la ciudad de Córdoba?
–El comercio minorista es un gran motor económico y un gran generador de empleo. Creemos que va a ser muy fuerte, que va a seguir creciendo y generando autoempleo en línea con las tendencias de emprendedorismo. Siempre con una mirada muy atenta al consumidor, para acompañarlo. Hoy estamos frente a un consumidor muy cómodo que exige mucho servicio. El comerciante tendrá que profesionalizarse, capacitarse, para acompañarlo. Hoy estamos desarrollando capacitaciones en este sentido. Hay que achicar las brechas digitales para trabajar en ese camino. Aquellos negocios que no se adapten y dejen de lado la innovación, quedarán de lado. Tenemos que trabajar a nivel de desarrollo sostenible, como lo plantea la Ocde, apuntando a la reducción de la pobreza, a la igualdad de género. Y el comercio también puede trabajar en esos lineamientos.
–El comercio está atravesado por la irrupción de internet. ¿Cómo se suma el negocio barrial a esta tendencia?
–Ya se dio un salto cualitativo. En términos de aceptación de pagos con tarjeta, del siete por ciento de terminales pasamos al 47 por ciento. Estimo que para 2030 estaremos totalmente digitalizados, con terminales de pago en todos los negocios. La tecnología atraviesa transversalmente a los consumidores y a los comerciantes también.
–¿Es posible pensar en un vecino que compre en el almacén de su barrio por internet?
–Totalmente. Se necesitan cada vez más servicios. Y el comercio tendrá que hacerle llegar los productos a la casa del cliente que así lo requiera. Ya tenemos en marcha el programa “Comercio en tu casa”, con jóvenes que son conectores entre clientes y comercios. Esto potenciará el comercio de barrio y el empleo.
–Décadas atrás, cuando surgió el hipermercadismo, se habló mucho de la posible desaparición del comercio barrial. Pasaron varios años y eso no sucedió. ¿Cómo será la competencia entre los grandes formatos y los pequeños negocios?
–Vamos a convivir. Es probable que los formatos híbridos desaparezcan. Pero el comercio pequeño va a convivir con los grandes. La gran diferencia estará dada por las herramientas con que uno y otro formato respondan a lo que demande el consumidor en cada época. La mortandad de los pequeños comercios va a de la mano de la falta de herramientas, y hay que generarlas desde hoy mismo.
Fuente: www.lavoz.com.ar

Córdoba Sociedad 04/07/19

El relevamiento mensual del Centro de Almaceneros de Córdoba reflejó un aumento exponencial en la venta de menudos de pollo en desmedro de la carne vacuna, registrándose una inflación del orden del 2,63%. “El expendio aumentó un 39% respecto del año pasado”, indicó Vanesa Ruiz, gerenta de la entidad, quien también explicó una suba de las menudencias de carne del 13,55%. El estudio, que se realiza mes a mes desde hace 10 años, da cuenta de un incremento interanual del 42% en las infusiones en saquitos, como el té y el mate cocido, y del 20,73% en la yerba mate envasada. En cuanto a las frutas y verduras, la venta de papas escaló hasta el 30,7%, mientras que los productos “a base de leche” subieron un 14,4%. “Por contrapartida, el consumo de lácteos y derivados, como los quesos, cayó un 24%”, explicó Ruiz y agregó que sólo la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide la indigencia en una familia tipo, alcanzó en junio los 20.539 pesos, por lo que sólo en comida, un núcleo de cuatro integrantes debió pagar 685 pesos por día.Córdoba Sociedad 05/07/19El relevamiento mensual del Centro de Almaceneros de Córdoba reflejó un aumento exponencial en la venta de menudos de pollo en desmedro de la carne vacuna, registrándose una inflación del orden del 2,63%. “El expendio aumentó un 39% respecto del año pasado”, indicó Vanesa Ruiz, gerenta de la entidad, quien también explicó una suba de las menudencias de carne del 13,55%. El estudio, que se realiza mes a mes desde hace 10 años, da cuenta de un incremento interanual del 42% en las infusiones en saquitos, como el té y el mate cocido, y del 20,73% en la yerba mate envasada. En cuanto a las frutas y verduras, la venta de papas escaló hasta el 30,7%, mientras que los productos “a base de leche” subieron un 14,4%. “Por contrapartida, el consumo de lácteos y derivados, como los quesos, cayó un 24%”, explicó Ruiz y agregó que sólo la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide la indigencia en una familia tipo, alcanzó en junio los 20.539 pesos, por lo que sólo en comida, un núcleo de cuatro integrantes debió pagar 685 pesos por día.
De manera individual, una persona es considerada indigente si sus ingresos mensuales fueron inferiores a 6.647,20, a razón de 221,57 por día. “Se come más arroz con menudos y se toma más mate cocido. También subió el consumo de fideos secos”, advirtió la directiva. “En base a esto, podemos decir que la canasta de una familia de escasos recursos está compuesta por una infusión, menudos de pollo y derivados de yogur y leche”, sintetizó Ruiz. Las principales subas se dieron en el aceite con un 7%, carne vacuna con un 7%, manteca con un 5%, mermeladas con un 6%, pan con un 10%, pollo con un 10%, yerba mate con un 12%, artículos de limpieza y perfumería con un 5%. En cuanto a los servicios, el gas natural mostró una suba del 8%, mientras que el costo del transporte urbano fue del 18,14%. Por otro lado, la Canasta Básica Total (CBT), que mide la pobreza, se elevó a 31.631 pesos, lo que equivale a un gasto diario de 1.054,38 pesos. En este rubro, la inflación trepó un 2,63%, acumulando en los primeros seis meses un 22% y un 53,98% en el año calendario. “Para este rubro, proyectamos una inflación anual real del 39,3%”, señaló.
Desaceleración

 “Tras la culminación del primer semestre del corriente año, se observa por tercer mes consecutivo una desaceleración inflacionaria”, indica el estudio de los Almaceneros, que recomienda que el Gobierno nacional “continúe realizando múltiples esfuerzos, tendientes a reducirla, con el objeto supremo de estabilizar la economía del país, reactivar el consumo en general, y garantizar las fuentes laborales”. No obstante, la entidad sostuvo que “comparando la (inflación) del primer semestre de 2019, que fue del 22,15%, contra la del mismo período del año anterior, un 16,28%, se advierte un crecimiento de 5,87%”. “Cuando realizamos la misma comparación en valores interanuales, es decir período junio 2018-junio 2019, que acumula un 53,98%, con contra del período anterior junio 2017-junio 2018, que acumuló 29,15%, arroja una diferencia del porcentual inflacionario de +24,83%”, finaliza el escrito.
Cabe destacar que esta semana, la Defensoría del Pueblo de Córdoba dio a conocer su propio relevamiento, en el que señaló que la variación interanual de la CBA fue del 62,81%. Según el relevamiento del Instituto de Estadísticas del organismo, la canasta para un hogar tipo fue de 11.418,63 pesos. A su vez, la Canasta Básica Total (CBT) para ese mismo hogar, con los demás gastos cotidianos, fue de 28.660,76 pesos en junio.
Se incrementaron las ventas al “fiado”
Otro de los puntos que muestra la endeblez económica es la creciente incidencia de las ventas al fiado en los distintos negocios. Según los Almaceneros, la utilización de la modalidad ya alcanza al 38,2% del total de la facturación. Incluso, advierten que el porcentaje de “incobrables” llega al 25,12%. En junio pasado las ventas al fiado crecieron un 8,7% en relación a igual mes de 2018. Paralelamente, la inestabilidad continúa siendo la regla en el sector, ya que durante el mes que pasó, 56 comercios cerraron sus puertas contra 22 “aperturas”. Días atrás, el propio centro alertó ante la creciente cantidad de robos “hormiga” de alimentos.  “Siempre hubo ese arrebato de una golosina como una picardía de los chicos. Lo que se observa ahora es el robo de algún paquete de azúcar, fideos o arroz. Son artículos de primera necesidad y el hurto lo realizan personas adultas”, explicó Vanesa Ruiz, titular de la entidad.

Fuente : www.hoydia.com.ar

Economía Córdoba 04/06/19

Un nuevo informe del Centro de Almaceneros de Córdoba refiere a una pareja adulta y dos hijos. La remarcación de precios no se detiene.
En los barrios o en el centro, los pequeños comercios son los que marcan el pulso a nivel general de la situación económica en la ciudad de Córdoba.
En ese contexto, el informe de mayo del Centro de Almaceneros sigue marcando una fuerte inflación, que deriva en que la Canasta Básica Total, para una familia, se ubica en los $ 30.830,93.
Ese es el monto establecido para superar el límite de la pobreza.
Una inflación creciente sumó un 19% de aumentos en los precios durante los cinco primeros meses del año, y un 54,3 por ciento interanual.
La línea de “indigencia” que marca la Canasta Básica Alimentaria para una familia en Córdoba fue ubicada en el estudio en los $ 19.976,50.
El incremento de precios del mes pasado fue directo al consumo básico, marcando más del 3% de inflación.
El impacto en las pastas frescas (+ 20%) y los huevos (10%) fueron centrales.
Fuente: www.cba24n.com.ar

Córdoba Ciudad 05/06/2019

El relevamiento de mayo del Centro de Almaceneros de Córdoba dio cuenta que una familia tipo necesitó 30.820 pesos para no caer en la línea de pobreza

“Se trata de un avance inflacionario del orden del 3,10%”, explicó Vanesa Ruiz, gerenta de la entidad. En tal sentido, reveló que las ventas cayeron un 6,28% en el mes y remarcó que las ventas “al fiado” constituyen el 37,4% del total del movimiento de los negocios.´
En tanto, el estudio dio cuenta que una familia que no logró superar los 19.976 pesos por mes de ingreso es considerada “indigente”.
Por otro lado, indicó que 46 comercios debieron cerrar sus puertas el mes pasado debido a la crisis. "Es el número más doloroso, mes a mes se vienen incrementando los cierres. Y detrás de cada cierre, hay tragedias", precisó Ruiz. Por el contrario, otras 27 decidieron abrir un negocio.
En cuanto a los consumos, la compra de “Menudencias de pollo” mostró una suba del 36% en mayo, mientras que la carne vacuna cayó un 21,70%. En cambio, “las Menudencias vacunas” subieron un 10%.

Fuente: www.hoydia.com.ar