Dpto. Prensa

Dpto. Prensa

Lunes, 09 Diciembre 2013 16:38

Entre rejas y vidrios, empezar de cero

08/12/2013 00:00
Por Redacción Día a Día
Conocé otras historias
- Nos robaron 500 mil pesos en ropa
- No vamos a volver a abrir
- Que nos den créditos es ridículo

Los comercios pequeños que fueron rapiñados durante los saqueos del martes y el miércoles pasado están en pleno proceso de reconstrucción. Con bronca, con frustración, propietarios y empleados vuelven a levantar sus negocios, algunos, totalmente vaciados, destruidos. Todavía es difícil hacer una evaluación acabada de los daños, pero quisimos, al menos, hacer un relevamiento aproximado y puntual, en algunos casos, para tener una idea de lo que les puede costar a los pequeños comerciantes reponerse de la anarquía que se vivió en Córdoba durante más de 20 horas.

Lo que deberán reponer, además de la mercadería saqueada, es la vidriera y las rejas o cortinas de hierro que fueron destruidas. Esto va a depender de cada comercio, pero una rejas nuevas pueden rondar los cuatro mil pesos, y una vidriera nueva, unos dos mil pesos.

Según informó el Centro de Almaceneros de Córdoba, hasta el viernes, relevaron 140 almacenes saqueados en la ciudad, con distintas pérdidas que, como mínimo, arrancan en los 30 mil pesos.

“Eso es sólo para empezar, porque hay algunos que sufrieron daños por mucho más que eso”, dijo Germán Romero, gerente de la entidad. “Una balanza, por ejemplo, cuesta 1.450 pesos, una cortadora de fiambre, la más barata, 4.800. Arreglar el vidrio de una heladera, 2.000 pesos; y si hay que comprar una nueva, no menos de 7.000”, detalló el dirigente almacenero.

Por otra parte, asistentes sociales del “Banco de la Gente”, que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, vienen relevando desde el jueves pasado viviendas y pequeños comercios afectados. Desde el Ministerio de Industria, Comercio y Minería Indicaron que se auxiliará a los pequeños comercios saqueados con microcréditos a tasa subsidiada, con un año de gracia y 36 meses para su devolución.

Habrá créditos de hasta 100 mil pesos, a cuatro años de plazo con el primer año de gracia y sin interés; y créditos de hasta 200 mil, a cuatro años de gracia y el cuatro por ciento de interés.

El detalle de la cantidad total de comercios y pequeñas industrias afectadas no estará hasta esta semana. “Es muy prematuro aún. Calculamos que el lunes (por mañana), tendremos datos más certeros de los daños”, dijo Enrique Bertoldi, vocero de la Cámara de Comercio de Córdoba. Una vez confirmado este número, se podrá encarar el cálculo del total de pérdidas.


Lucro cesante. Las vidrierías de la ciudad ya están con una demora estimada de 10 días para colocarles a los comerciantes saqueados las nuevas vidrieras. Sin esta medida de seguridad básica, no pueden abrir. Por lo tanto, al gasto que un comercio saqueado puede tener para levantarse, hay que sumarle lo que pierden cada día que mantenga sus puertas cerradas. Según distintos comerciantes consultados puede calcular que un negocio pequeño, en promedio, tiene una facturación aproximada de tres mil pesos diarios.

Lunes, 09 Diciembre 2013 16:10

Por los saqueos, cerrados hasta nuevo aviso

07/12/2013 00:00
Por Redacción Día a Día
Los supermercados y las despensas de barrio fueron dos de los rubros más golpeados por los saqueos de martes y miércoles en Córdoba. La destrucción fue tal que algunos no van a poder abrir por varios meses. En esa lista se encolumnan siete supermercados y unos 27 almacenes.

Según Ricardo Brasca, titular de la cámara que agrupa a los supermercadistas en la provincia, los daños fueron totales en tres Cordiez, cadena de la que es el propietario. Son los locales de Ferreyra, Altamira y Acosta. “Rompieron todo, se llevaron los sanitarios, las instalaciones eléctricas. No quedó nada y ponerlos en condiciones llevará meses”, dijo a Día a Día.

Las otras nueve sucursales afectadas de la misma cadena comenzarán a abrir parcialmente desde este lunes.

La realidad es similar en Supermercados Buenos Días, donde hay dos locales, de los barrios Deán Funes y San Lorenzo, que pasarán meses hasta volver a abrir. “La situación es espantosa”, graficó Benjamín Blanch, titular de la cadena. “En uno, hasta se llevaron la caja fuerte, sin abrirla”, agregó.

Entre los supermercados, un par de sucursales de la cadena A Granel también seguirán cerradas varias semanas por el nivel de destrucción.

Almacenes. Un primer relevamiento del Centro de Almaceneros de Córdoba indica que, por lo menos, hay 140 comercios de ese rubro afectados en la ciudad. De este total, 27 ni siquiera pueden abrir parcialmente sus puertas.

“Todos sufrieron algún grado de daño, pero son 27 en los que no hay manera de abrirlos, por lo que tienen un grave problema para poder sostener a sus familias”, dijo Germán Romero, gerente de la entidad. “Muchos de los otros también han sufrido daños y pérdidas, algunas muy graves, pero de una forma u otra, parcialmente, pueden vender algo”, agregó.

En lo que a plata se refiere, ninguno de los 140 perdió menos de 30 mil pesos. “Hay gente que ha perdido mucho más, pero como mínimo, hay que pensar en que necesitan 30 mil”, dijo Romero mientras continuaba, ayer, recibiendo denuncias.

Los barrios más afectados fueron San Vicente, Villa El Libertador y diferentes barrios del sureste. Además de piezas de jamón y de queso enteras, botellas de bebidas alcohólicas caras y artículos de limpieza, se llevaron balanzas, cortadoras de fiambre y hasta los matafuegos. “También rompieron vidrios de heladeras y hasta patearon los motores”, contó Romero.

Empleados y vacaciones. En el caso de los supermercados, un problema grave es qué van a hacer con los empleados mientras recomponen las sucursales. “No queremos que haya despidos, así que hablamos con el gremio (Empleados de Comercio) para pedirles que nos permitan adelantarles las vacaciones para ahora, sin cumplir los plazos del aviso previo”, dijo Blanch. “De buena manera han aceptado, así que estamos ahora coordinando eso”, agregó.

Entre las dos sucursales de la cadena Buenos Días, se trata de 20 personas; a las que hay que agregar los empleados de las otras cadenas afectadas. “En algunos casos hemos podido reubicar la gente, pero hay que evaluar cada caso”, detalló Brasca.

Saqueos, justo en el mejor mes del año

Además de los daños por robos de mercadería y roturas en los locales, el costo real se va a multiplicar cuando se computen las pérdidas de ventas por los días de inactividad hasta reacondicionar el comercio, o por falta de mercadería.

Se trata de un impacto que es prácticamente incalculable, “pero que teniendo en cuenta que diciembre es el principal mes de ventas del año, serán cientos de millones”, dijo la Cámara de Argentina de la Mediana Empresa (Came) en un comunicado. El texto del envío habla de pérdida de más 300 millones, pero los comerciantes locales descreen de estas cifras calculadas desde Buenos Aires. Rubén Martos, titular de Fedecom, dijo que todavía están haciendo el relevamiento de lo sucedido y calculan que para este lunes habrá datos más certeros de la cantidad y de daños. Además de súper y almacenes, también se saquearon varios locales de electrodomésticos y casas de venta y reparación de celulares.

Ayuda

¿Cómo hay que hacer para pedir la ayuda que puso a disposición el Gobierno de la provincia a los afectados por los saqueos? En el caso de las familias particulares o micropymes, la ayuda llega desde el Ministerio de Desarrollo Social, a través del Banco de la Gente. Para este caso, se habilitó el teléfono gratuito 0800-555-8555. Los asistentes sociales relevarán los daños y la Provincia brindará ayuda social sin costo y microcréditos sin tasa de interés.

Para los comercios, el Ministerio de Industria habilitó la línea 0800 8882377 para que los afectados accedan a dos tipos de créditos:

• Hasta $ 100 mil, a cuatro años, con el primero de gracia y sin interés.

• Hasta $ 200 mil, a cuatro años, con el primero de gracia y el 4% de interés.

POLÍTICA  06/12/2013 15:47
Por Redacción LAVOZ
Cruces entre empresarios y almaceneros se produjeron en torno a la cifra de pérdidas por los saqueos producidos entre en martes y miércoles pasado, en medio de la huelga policial.

Cerca del mediodía de hoy, la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) informaron que por medio de un relevamiento lograron determinar que las pérdidas durante los saqueos superan los 313,2 millones de pesos.

Las entidades aclararon que el monto incluye sólo los hurtos y daños sobre mercaderías, dinero efectivo y mobiliario y no incluye las pérdidas por los días de inactividad, indicaron las entidades.

Almacenes
Esta tarde, el Centro de Almaceneros puso en dudas las cifras presentadas por Came, al señalar que los sectores que trabajan en el relevamiento de comercios afectados no tienen datos siquiera aproximados de los daños.

“Es muy prematuro y demasiado aventurado dar una cifra. En nuestro caso, llevamos relevados 130 almacenes con daños graves, medianos y mínimos. El negocio donde entraron, tiene pérdidas de por lo menos 30 mil pesos. Pero quedan todavía muchos lugares que no fueron visitados. No se puede dar una cifra porque nadie la tiene”, explica Germán Romero, gerente de la institución.

El ejecutivo resaltó que esta tarde presentarán el listado de los negocios más comprometidos. “Hay algunos que no pueden abrir porque no les quedó nada; estos requieren de una ayuda urgente como para poder abrir los primeros días de la semana próxima”, resaltó el ejecutivo del Centro de Almaceneros.

Jueves, 05 Diciembre 2013 15:29

"Pánico y terror" en almaceneros

POLITICA  04/12/2013  11:54
Por Magdalena Da Porta
El titular del Centro de Almaceneros, Germán Romero, adelantó que a esta hora "hay pánico y terror" entre sus asociados y que aún no han podido realizar un relevamiento de las perdidas y los daños sufridos por los saqueos que aún continúan en Córdoba.

"La gente que no tiene los comercios en sus casas no tienen las garantías dadas para regresar a sus locales. Así que todavía no se sabe", dijo Romero en el Centro Cívico mientras aguarda el inicio de la conferencia anunciada por la Provincia.

El dirigente explicó que desde su asociación están instando a no abrir los negocios pero que la mayoría están cerrados ya que "hay pánico y terror por lo que ha pasado".

"Se trató de un robo, porque saqueo no fue, y además de actos vandálicos por todo lo que destruyeron", relató Romero y dijo que los planteos al Gobierno se harán "luego de cuantificar los daños".

Fuente: LAVOZ.COM.AR

Jueves, 05 Diciembre 2013 15:25

Recomiendan a los almaceneros no abrir

03/12/2013 23:53
Por Redacción Día a Día
Desde el Centro de Almaceneros avisan a los asociados mantener las puertas cerradas hasta que la Policía retome el control de las calles.

“Estamos avisándoles a nuestros socios que eviten abrir sus comercios”. Eso le aseguró a Día a Día esta noche Germán Romero, titular del Centro de Almaceneros de Córdoba.

El dirigente aseguró que reportaron varios locales que fueron saqueados desde la tarde hasta esta noche, entre ellos dos carnicerías y una despensa en Vella Vista. “El consejo es no levantar las persianas hasta que la Policía no retome el control de las calles”, afirmó.

Bancos. Este miércoles no abrirán los bancos por no contar con adicionales de policía.

Basura. No pasarán los recolectores durante la noche de martes y esta madrugada de miércoles.

Martes, 03 Diciembre 2013 12:26

Tu propio control de precios, desde casa

02/12/2013 19:54
Por Redacción Día a Día
No nos olvidamos de la gran ayuda del Centro de Almaceneros. Acá están, como todas las semanas, las ofertas que te conviene aprovechar. Y aquellas que mejor mirar de lejos. Atentos a la punta del lápiz.

Productos de almacén

Pastas secas o frescas en sus distintos formatos, salsa y queso. Todo en oferta para armar el combo.

El aliado de la cocina: el huevo. Su precio se mantuvo. Por docena o en cartón, más barato.

Subas en puerta: Arcor viene con una suba del 18% en todos sus productos.

Frutas y verduras

El precio de la papa se estabilizó y es la mejor opción para diversos acompañamientos.

Las bananas y manzanas elevaron sus costos. Conviene elegir los cítricos.

El zapallo tuvo un fuerte incremento, mejor reemplazarlo por el calabacín.

Martes, 03 Diciembre 2013 12:07

Congelados: especie en extinción

01/12/2013 00:02
Por Pablo Petovel
El acuerdo al que había arribado la Nación y las cadenas de supermercados para vender un conjunto de productos a precios congelados está en la cuerda floja. Las razones son dos: el aumento del resto de los artículos, que genera una mayor demanda sobre los congelados y propicia el desabastecimiento; y, por otro lado, la reciente salida del titular de la Secretaría de Comercio Guillermo Moreno.

El congelamiento de precios había sido lanzado en julio para una canasta acotada de productos de supermercados e hipermercados, luego de que finalizara un acuerdo más amplio que involucraba a casi todos los artículos. El nuevo abarcaba a 500 productos en las grandes superficies y a 250 en los supermercados más chicos.

En mayor o menor medida, más o menos “escondidos” en las góndolas, muy disponibles o poco disponibles, los artículos estaban. Hasta ahora.

“De los precios congelados ya no queda nada. No existen”, sentenció Benjamín Blanch, de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Córdoba (Casac). “Ya desde antes de la salida de Guillermo Moreno, las empresas estaban distribuyendo cada vez menos estos productos. Estaba flaqueando”, agregó el también presidente de supermercados Buenos Días.

“Nosotros teníamos al principio 200 ó 250, pero se fueron yendo. Aparecían listas autorizadas, otras no autorizadas, la opción era comprar o no tener, pero ahora la novedad es que no hay nada de esos artículos”, comentó.

Día a Día relevó tres grandes hipermercados de Córdoba Capital y descubrió que prácticamente no han quedado los identificados como “precios congelados” o “dentro del acuerdo con el Gobierno nacional”. En la mayoría de los casos no están ni los carteles y, en los casos en que están los precios, no hay productos.

Hace casi dos meses, este diario había relevado una canasta de 60 de esos productos y había detectado que un 25 por ciento no estaba disponible y un 5 por ciento se exponía más caro de lo consignado en las listas que difundió la Secretaría de Comercio.

Aceite. Por fuera de los precios congelados en las grandes superficies, hay otra serie de acuerdos particulares que impulsó Moreno con distintos sectores de la industria alimenticia. Uno clave es el de las aceiteras, insumo básico para la cocina de los argentinos. En los últimos años, es uno de los productos que menos ha aumentado, pero las perspectivas no son las mejores.

“El aceite todavía se consigue a duras penas sin aumento (excepto el 3 por ciento autorizado por Moreno el mes pasado). Pero hay fuertes y fidedignas versiones de que irán retirando en etapas el subsidio”, dijo a Germán Romero, gerente del Centro de Almaceneros de Córdoba. “Desde nuestra institución, creemos que entre febrero y marzo del año que viene puede estar costando entre un 40 y un 60 por ciento más caro”, agregó. Para Blanch, todo lo que es aceite “todavía mantiene el precio, no subió, pero ya no entregan todo lo que se pide”.

El temor es que pase lo que sucedió con el pan: entre el Gobierno y la industria molinera mantuvieron el precio de la harina medianamente controlada, pero llegó un momento en que la presión fue insostenible. Así, en poco más de seis meses, el precio del kilo de francés pasó de 11 a 20 pesos.

Carne. Otro producto de la canasta, la carne, casi no aumenta en más de 15 meses. En rigor, el sector remarcó un 10 por ciento la semana pasada, pero no subía desde mediados de 2012. “La situación general indica que venimos con un leve incremento en la faena desde 2010 a partir de un mayor consumo interno, que pasó de 55 kilos por persona por año a 65”, dijo Daniel Urcía, director ejecutivo de la Asociación de Frigoríficos e Industriales de la Carne.

Si bien hay un incremento leve en la faena de hembras, no es tan importante como lo fue en 2009, detalló Urcía. “Calculamos que un ajuste de precios podría llegar después del verano, en marzo o abril”, dijo.

En cuanto a los lácteos, en los supermercados se sigue consiguiendo (a primera hora) el sachet a precios acordados, pero en los almacenes, no. “En todo lo que es lácteos, no se consiguen ya más las terceras marcas y de segundas, hay muy pero muy poco”, apuntó Romero.

.......

No están

En las góndolas de los súper, falta la mayoría de los productos que están bajo el llamado acuerdo de congelamiento de precios al que llegó Comercio Interior con las cadenas.

.....

Juan Perlo
Productores Frutihortícolas

“Moreno no pudo controlar los mercados del interior porque esto es oferta y demanda. No se pueden fijar precios. Ni en la época del cajón de tomate a 400 pesos”.

Benjamín Blanch Cámara de Supermercados

“No sé cómo impactará la salida de Moreno, pero sí entiendo que los acuerdos deben ser integrales y abarcativos. En noviembre los precios aumentaron bastante”.

Germán Romero Centro de Almaceneros

“La salida de Moreno implica un reconocimiento a la problemática que significa la inflación, pero al ser tardío, tendrá consecuencias que impactan en el bolsillo de las familias”.

 

CIUDADANOS  23/11/2013  00:01
Por Natalia García
El año 2013 se va rápido, aunque no de manera inadvertida: el aumento en la harina atenta contra uno de los alimentos 
típicos de la época y más codiciado: el pan dulce.

La temporada de ese pan tradicional heredado de Europa, de las garrapiñadas y de los adornos rojos y verdes, ya largó en Argentina, a poco más de un mes de terminar el año. Sin embargo, la adaptación local de tardes de mate al aire libre con pan dulce serán un lujo para muchas familias cordobesas este año.

Es que ese alimento desapareció de las góndolas el verano pasado y volvió esta vez con precios hasta 60 por ciento más caros.

El pan dulce Arcor que releva este diario todos los años, por ejemplo, –en su variedad Madrileño con chocolate, de 500 gramos–, pasó en un supermercado de 32,08 pesos en 2011, a 38,49 el año pasado y a 54,85 pesos ahora. La suba en 12 meses es de 42,5 por ciento.

En los panes “de batalla”, el impacto es mayor. Mientras el año pasado se podían conseguir los más económicos a siete u ocho pesos, ahora no hay pan dulce por menos de 11 pesos.

Germán Romero, gerente del Centro de Almaceneros de Córdoba, dijo que, en su relevamiento anual, el pan dulce se encareció un 60 por ciento. “El de 400 gramos, Practipan que incluimos en la canasta navideña, está a 11 pesos para el público, cuando el año pasado lo podíamos vender a 7,05 pesos”, contó.

“Ese es el mejor precio que conseguimos. Los premium subieron un poco menos y seguramente los artesanales de panadería también”, dijo Romero. El budín, en tanto, aumentó 40 por ciento durante el año, según sus estadísticas.

Por la harina

Aunque todos los años los artículos navideños registran variaciones, la principal razón esta vez es el incremento que sufrió la harina durante el año y que también elevó el precio del resto de los productos panificados. En junio, por caso, los industriales panaderos pagaban 200 pesos por la bolsa de harina de 50 kilos, cuando a fines de octubre alcanzó los 400.

Los panaderos dicen que el pan dulce artesanal tendrá una suba de 30 por ciento respecto de 2012.

Con el principal insumo mucho más caro, ¿cuánto hay que tener para comprar un pan dulce? En los supermercados, el más barato ronda los 11 pesos. Por ejemplo, el Noel tradicional de 400 gramos cuesta 11,90 pesos en un hipermercado.

El más barato de la marca Arcor, de 600 gramos, vale 29,99 pesos. El Musel con chocolate de 500 gramos está en 34,69 pesos; el Bagley tradicional con frutas, de 600 gramos, vale 34,90 pesos; el madrileño con chocolate de 500 gramos está en 52,99 pesos y el Canale milanés, de 700 gramos, en 58,99 pesos.

Como en todo, no hay techo. Por ejemplo: un pan dulce Arcor premium de un kilo en lata, con frutas, vale 161,45 pesos en otro súper. El Bagley en lata de 850 gramos está en 167,55 pesos.

¿Y para completar la mesa? Una garrapiñada de maní de 100 gramos marca Arcor vale 5,69 pesos; el turrón de 120 gramos, 6,29 pesos, y el budín con frutas, por 250 gramos, 14,99 pesos.

POLÍTICA  24/11/2013  13:01

Por Lucía Guadagno
Implementar un nuevo sistema de habilitación de negocios no parece ser tarea fácil en la Municipalidad de Córdoba. Después de casi dos meses de comenzar a funcionar la Ventanilla Única, usuarios se quejan por tres cuestiones principales: les exigen presentar dos veces la misma documentación; el sitio web para comenzar el trámite no funciona como esperaban; y existen actividades para las cuales no hay un rubro donde clasificarlas, lo que obstaculiza el proceso.

Uno de los funcionarios del área ya renunció. Se trata del subdirector de Habilitación de Negocios, Mariano Díaz, quien dejó el cargo hace unos diez días. En la oficina de prensa del municipio explicaron que el retiro fue una decisión personal de Díaz, que prefirió volver a su puesto como empleado en el CPC Pueyrredón. “Está mejor remunerado y tiene menos dolores de cabeza”, comentaron en el Palacio 6 de Julio. Aún no tiene reemplazante.

Usuarios molestos 
“Empecé el trámite en octubre de 2012 para habilitar una productora de seguros”, contó a este diario Martín Moreda, que días atrás esperaba ser atendido en la ventanilla única, en el octavo piso del palacio municipal. “Cuando cambió el sistema, me pidieron que presente toda la documentación de nuevo. Lo hicimos, pero nunca fue el inspector al negocio. Es la tercera vez que vengo”, se quejó.

Al lado de Moreda se encontraba Silvia Ullia, que es contadora. “Vengo porque el sitio web no funciona y no me da la clave para dar de alta al cliente”, comentó. “Es la segunda vez que vengo, son horas de cola”, dijo. “Los últimos días hubo siempre asambleas y demoraban más todavía”, señaló.

Daniela Villalejo, dueña de un quiosco, también tuvo problemas con el sitio web. “No puedo hacer la renovación porque no funciona la página web. ¡Tengo el negocio cerrado hace una semana!”, se lamentó.

Más cerca de la ventanilla esperaba César Osorio, que tenía otro problema: no hay rubro en el nomenclador que contemple su centro de rehabilitación para personas con discapacidad, en barrio General Paz. “Es la cuarta vez que vengo. Hace cuatro meses que estamos haciendo el trámite. Cuando cambió el sistema surgió este problema del rubro”, explicó.

Y así se repetían los casos.

Respuesta oficial
Sergio Torres, secretario General del municipio, recibió a este diario en su despacho, junto con el director de Informática municipal Ezequiel Romano; y Guillermo Soria, subsecretario de Tecnologías de Información y Comunicación.

Con respecto al doble trámite, se mostraron sorprendidos: “No debería ser así”, dijo Torres. “Con el método viejo no estaba sistematizada la información, por eso puede que haya documentos que ahora no se encuentre”, intentó justificar el funcionario, al tiempo que planteó que hay resistencia de una parte del personal al nuevo sistema.

En cuanto a los rubros, los funcionarios reconocieron que sobre la marcha surgen actividades que no fueron contempladas en la ordenanza que los nomencló. “Para eso existe una comisión integrada por todas las áreas que intervienen en la habilitación de negocios, que releva esos casos para ir corrigiendo lo que sea necesario”, señaló Torres.

Romano, en tanto, se refirió al sitio web en donde los usuarios deben comenzar el trámite. “Desde que se implementó, a fin de septiembre, ya se ingresaron dos mil trámites. Es esperable que algunos tengan problemas, porque es un software nuevo, pero no es la mayoría de los casos”, sostuvo.

Uno de los defectos más comunes es que el usuario, al darse de alta en el sistema a través de internet, recibe un correo electrónico de confirmación. Ese correo suele llegar a la casilla de mails No Deseados, por lo que el usuario no lo ve.

Asimismo, se escudaron en el atraso tecnológico del municipio y la inercia al cambio dentro de la administración. En ese sentido, Soria declaró: “La Municipalidad tiene un atraso tecnológico de 20 años, que impacta en la calidad de la atención al ciudadano. Es lo que estamos tratando de revertir”.

Antes y ahora
Cambios. Antes de la Ventanilla Única (VU), el trámite de habilitación se hacía todo de manera presencial, en un sistema en el cual muchos requisitos quedaban a criterio del empleado que atendía, no había una base de datos centralizada, no había un software que permitiera al contribuyente hacer un seguimiento de su trámite, y se exigían demasiadas condiciones para comercios de bajo riesgo, lo cual demoraba la habilitación. Con la VU intentan que eso se revierta.