Imprimir esta página
Miércoles, 16 Diciembre 2020 18:52

Cada vez más gente usa ayuda del Estado para comer: ya llega al 54,5%

Valora este artículo
(0 votos)

16 de Diciembre de 2020 - 06:00

En Córdoba, una de las provincias más ricas del país, cada vez más gente necesita de la asistencia del Estado para comprar comida. Ya representa ampliamente la mayoría: porque en noviembre el 54,5 por ciento de las familias usó algún programa nacional o provincial (Asignación Universal por Hijo, Tarjeta Alimentar, Tarjeta Social Córdoba) para adquirir los alimentos de la canasta básica.

A pesar de la desaparición del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), que fue un programa relevante durante la pandemia, la dependencia fue agudizándose. En septiembre de este año, las familias cordobesas que necesitaban ayuda del Estado para comer representaban el 50,85 por ciento. En esa estadística todavía se mencionaba al IFE como un programa de sustento mensual.

No obstante, en octubre la situación no mejoró sino que se intensificó aún más. Quienes necesitaron ayuda estatal se ubicaron en el 51,6 por ciento. El 48,4 restante accedía a los alimentos diarios con recursos propios. Pero el mes en que la presencia del Estado se extendió aún más fue noviembre, a pesar de que la actividad económica ya estaba casi en funcionamiento pleno. La cifra alcanzó al 54,5 por ciento y las principales asistencias del Estado para comprar comida fueron la Asignación Universal por Hijo, que representó el 41 por ciento del total, la Tarjeta Alimentar (20 por ciento) y la Tarjeta Social Córdoba (18 por ciento).

La gente que pudo cubrir su canasta básica con recursos propios alcanzó apenas el 45,5 por ciento.

Los datos surgen del informe estadístico que todos los meses elabora el Departamento de Estadísticas y Tendencias del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba, que releva precios en 1.500 unidades comerciales de toda la provincia y elabora índices sociales con las mismas técnicas de la Encuesta Permanente de Hogares. En este último caso, en noviembre se relevó a 900 familias en el territorio cordobés.

Otra de las consultas que aparece en el trabajo es si las familias pudieron acceder a todos los productos de la canasta básica alimentaria. El 31,5 por ciento contestó que no. Es decir, ni la magnitud de la ayuda estatal, que llega casi a 55 familias de cada 100, alcanzó a garantizar el acceso universal a los alimentos elementales.

La encuesta también busca determinar de qué manera se financiaron las familias, esto es, cómo pudieron cubrir los gastos más urgentes. El 38% señaló que no pudo afrontarlos en su totalidad, mientras que el 31,75 por ciento se financió con tarjetas de crédito. En efectivo, pagó el 12,25 por ciento y el 10,50 por ciento debió recurrir a créditos para solventar el gasto familiar

Fuente: puntal.com.ar