Imprimir esta página
Sábado, 09 Enero 2021 17:07

“La pandemia agudizó los problemas”

Valora este artículo
(0 votos)

Sábado, 9 de enero de 2021 · 08:30

El Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba brindaron un informe estadístico y económico de diciembre 2020, elaborado por el Departamento de Estadísticas y Tendencias de esa institución, donde apunta que la Argentina sufrió la crisis económica y se agudizaron los problemas crónicos como la inflación, aunque la misma mejoró (hacia abajo) en el cierre de año, apenas por arriba del 38%, contra el 54% de 2019 (variación inflacionaria registrada).
 Ficha técnica

Precisaron que para la obtención de los datos recurrieron a relevamientos virtuales (por cuestiones sanitarias) y se aplicaron las mismas metodologías utilizadas en períodos anteriores.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) se estima sobre un hogar tipo II, según las clasificación del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC), es decir, una familia compuesta por cuatro miembros, cuyas edades oscilan entre 35 y 38 años para la pareja de mayores y entre 5 y 8 años para dos menores a cargo.

En tanto, para la determinación de la Canasta Básica Total (CBT), que contiene además el componente no alimentario que debe erogar mensualmente el mismo grupo familiar, se realizaron, como todos los meses, durante diciembre, 900 Encuestas Permanentes de Hogares (EPH) en múltiples puntos geográficos del territorio provincial: Córdoba capital, Gran Córdoba y principales ciudades y comunas del interior de la provincia.

Sobresalen

Puntualizaron que la inflación de diciembre registrada fue del 4,24%, lo que llevó la CBT a 55.160,75 pesos para una familia tipo.

Para la CBA, el incremento inflacionario fue del 5,43% y acumuló para 2020 un total de 43,85% (el informado para 2019 había sumado 65,45%).

Durante el último mes del año pasado y en función de la economía actual de cada grupo familiar, el 67,40% aseguró que pudo acceder a todos los productos de la CBA, en tanto el 32,60% no pudo hacerlo, según la Encuesta de Hogares.

Respecto a de qué manera accedieron las familias cordobesas a los alimentos básicos, durante diciembre de 2020, el relevamiento indica que el 55,75% lo hizo con ayuda estatal (AUH, Tarjeta Alimentar, Tarjeta Social Córdoba y otros), mientras que el restante 44,25% los alcanzó con recursos propios.

En la lectura del informe, datos que no pasan inadvertidos: el 60% de las familias destinó más del 40% de sus ingresos sólo a alimentos; mientras que un 41,75% no pudo hacer frente a la totalidad de los gastos y otro 27,50% recurrió a tarjetas de crédito para ello (lo que significa endeudamiento).

Por último, la encuesta refleja cómo se vieron afectados los ingresos familiares habituales a causa de la pandemia durante el año 2020, donde sólo el 13% acusa que no disminuyeron, un 37,20% de los relevados indicó que se redujeron menos de un 50%, otro 32% de encuestados sufrieron una baja de entre 50% y 99%, y el 16,80% vio afectado el 100%, la pérdida total de la principal fuente de ingresos.

Conclusiones

En las conclusiones, el informe afirma que “al término de este año atípico, en donde el mundo se vio consternado y afectado política, social y económicamente a causa de la pandemia de COVID-19; Argentina, al igual que numerosos países de Latinoamérica, sufrió un impacto mayor. Se agudizaron sus crónicos problemas:

La inflación debió ser reprimida y, aunque los números registrados al cierre de año muestren un excelente resultado en comparación con el anterior (38,34% en 2020 contra 54% de 2019), el riesgo de una aceleración inflacionaria parece inminente, habida cuenta la brecha cambiaria superior al 80% y que la referencia de los formadores de precios es el dólar libre”.

“La pobreza, según el último estudio del Observatorio de Deuda Social de la UCA, incorporó a dos nuevos millones de personas en Argentina (3,4% más que en 2019), alcanzando a un total del 44,2% de la población; a pesar de los múltiples programas de ayuda estatal, tendientes a mitigarla”, indica el comunicado.

En esa línea, advierte que “el desempleo se acrecentó dos puntos porcentuales durante 2020, llegando a un total de 11,7%, porcentaje al que se agregarán irremediablemente los trabajadores de empresas en estado crítico, propietarios y empleados comerciales y de servicios, que ya no perciben la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) o que directamente no han sido contemplados por el Estado”.


 Seguridad Alimentaria

El informe sostiene que “la Seguridad Alimentaria durante 2020 fue en gran parte garantizada por la asistencia estatal; sin embargo, el incremento de la pobreza e indigencia, con mayor implicancia en el rango etario infantil y el retiro abrupto de uno de los principales sostenes de la alimentación, como lo fue el Ingreso Familiar de Emergencia -IFE- (que no pudo suplirse en totalidad con desembolsos extras y eventuales tanto en la Asignación Universal por Hijo; Tarjeta Alimentar, etc.) pone en severo riesgo la posibilidad de miles de familias de abastecerse de los recursos alimentarios básicos”.

“Sin dudas que el desafío de este 2021 será mayúsculo y colectivo, pero es el Estado quien deberá aplicar de manera equitativa y correcta las políticas necesarias para una verdadera reconstrucción argentina. Deberemos velar por el bienestar de los sectores más golpeados de la sociedad, pero sin descuidar a quienes sostienen la economía del país, con el riesgo de perderlo todo. Desde nuestra institución, representativa del comercio minorista de la provincia de Córdoba, instamos a resguardar al comercio -principal generador de fuentes de empleo- brindándole oportunidades reales de supervivencia en tiempos aciagos”, cierra el informe en sus conclusiones.

Fuente: eldiariocba.com.ar