Jueves, 05 Septiembre 2013 15:37

Las ventas en los almacenes de barrios cayeron 18%

Valora este artículo
(0 votos)

04/09/2013 00:00

  1. Redacción Día a Día

En épocas de bolsillos flacos, las familias compran bastante menos... incluso en el rubro alimentación.

Esa es, al menos, la primera lectura que hacen desde el Centro de Almaceneros de Córdoba tras difundir un estudio propio que señala que entre agosto de 2012 e igual mes de este año bajó un 18 por ciento el volumen de ventas en esos comercios.

“Agosto siempre suele ser recesivo, pero este año la situación fue especialmente alarmante: entre julio y agosto la caída fue en picada, de 2,3 por ciento”, puntualizó a Día a Día Germán Romero, gerente general de la entidad que agrupa almacenes, autoservicios y comerciantes minoristas de Córdoba.

 

Lo que se compra menos. A la hora de analizar la problemática, los referentes almaceneros descartan que hipermercados o súper les hayan “robado” los clientes.

“Seguimos teniendo la misma cantidad de clientes”, explicó Romero, tras lo cual disparó como hipótesis de la baja en las ventas que la gente opta por comprar menos alimentos. “No estoy diciendo que hacen economía de guerra, pero casi”, acota el referente.

Entre los alimentos que “salen menos”, según perciben los vendedores de barrio, sobresalen los panificados: desde el pan en varilla, hasta los fideos secos e incluso las galletas dulces y saladas. “Estas últimas incluso pueden llegar a venderse un 30 por ciento menos”, cuenta Romero.

La baja también se siente en rubros como las gaseosas (los “juguitos en sobre” las reemplazan). Los lácteos de segundas marcas también se venden menos, pero según los comerciantes, debido a que no llegan a las góndolas.

La cuestión de los clavos. A la par de la baja en las ventas, hay otro indice que preocupa a los almaceneros. Nos referimos al indice de morosidad e incobrabilidad que se registran en las famosas y tradicionales “libretas” de fiado.

Según números del Centro de Almaceneros, la morosidad (o sea el no pago los primeros días del mes de las ventas a crédito) subió al 5,5 por ciento respecto a el 2012. En tanto, la incobrabilidad de las cuentas (a 2 meses de la compra) subió el 11 por ciento respecto al mismo mes del año pasado,

“Esa situación es particularmente sensible por dos motivos: por un lado porque luego de dos meses sin pagar al cliente le da vergüenza, y aunque no tenga intenciones de dejar de pagar, no vuelve: se corta el hilo. Por otro lado, según nos advierten nuestros asociados, si ese 11 por ciento de incobrabilidad se acerca al 20 por ciento muchos comercios se verán obligados a cerrar”, finalizó Romero.

Complicados:

»18% Bajaron las ventas entre agosto de 2012 e igual mes de 2013. Entre julio y agosto de este año, la baja fue de 2,3 por ciento.

»11% En ese porcentaje crecieron las ventas “incobrables” al fiado durante agosto de 2012, respecto a igual mes del año 2013.