Viernes, 06 Septiembre 2013 15:47

El precio de la verdura no baja y ya se vende por gramos o unidad

Valora este artículo
(0 votos)

POR Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

06/09/13

 

Martes, a las 20.15. Un hombre de unos 40 años, con camisa de marca y campera de cuero, entra a una verdulería de Mansilla y Guise, a menos de cinco cuadras del Alto Palermo. Ante los ojos de este cronista, pide dos tomates. “Para la cena”, aclara. Y paga: $ 6,30. Se va. El verdulero dice: “Esto de que la gente compre verduras por unidad se volvió común, y más con los últimos aumentos”.

 

La tendencia, que Clarín comprobó en una recorrida por una docena de supermercados y verdulerías de Capital, crece al ritmo de la inflación.

Tal como publicó este diario la semana pasada, en sólo tres meses los precios en el súper se dispararon un 13%. Y las verduras fueron los productos que más se encarecieron: casi un 34%. Un relevamiento que acaba de difundir Consumidores Libres da ejemplos contundentes de estas subas: en lo que va del año, el tomate perita aumentó 77% y la cebolla, 48%.

 

“Ponés la mercadería en la balanza y el cliente tiembla”, cuenta José Grillo, dueño de un local en Rojas al 100, a media cuadra de Primera Junta. En ese comercio, esta semana se ofreció el morrón por cuarto y no por kilo. Un letrero decía: “Morrón rojo $ 7,99 1/4”. Otro, al lado: “Morrón verde $ 7,50 1/4”. Grillo explica que para no ofender a los clientes, ya no trae choclo. “Lo tendría que poner a 10 pesos la unidad –recalca–. Las chauchas, en el Mercado Central, dejaron de existir”.

 

Más sorpresas: en el supermercado Coto de Juan Bautista Alberdi 1737, en Flores, un cartel promociona los “100 gramos” de tomate redondo. Cuestan $ 2,49. Una repositora advierte: “Zapallito no vas a encontrar, el kilo está arriba de $ 40 y no vale la pena traerlo porque se vende poco”.

 

En las verdulerías dan una explicación para la disparada de algunas verduras como el zapallito, la berenjena, las chauchas, el choclo y el tomate: la ola polar que azotó al país en agosto causó temperaturas bajo cero en provincias como Jujuy y Salta, de donde viene buena parte de la mercadería. Encima, Corrientes, que es un mercado alternativo, tuvo heladas la semana pasada. Por eso, las cosechas fueron flojas. El panorama recién empezaría a revertirse en octubre, cuando sube el termómetro y entra la producción de regiones más cercanas.

 

“El tomate común, a menos de $ 10, va ser muy difícil encontrarlo por lo menos por un mes más”, explica Grillo. Esta semana, el precio del cajón en el Mercado Central había bajado, pero con el correr de los días volvió a subir, advirtió.

 

Aunque algunos precios se achicaron un poco por la menor demanda y porque ingresaron cosechas de invernadero (el morrón, por ejemplo), el valor sigue siendo alto. “El morrón siempre tuvo épocas de aumento, pero el problema este año es que los precios se mantienen arriba por varias semanas”, señalaron en una verdulería de Rosario y Del Barco Centenera.

 

“La gente se preocupa por preguntar si hay ofertas y de los productos más caros terminan comprando de a dos o tres unidades”, dicen Horacio y Marilú, una pareja que atiende un local en Constitución al 1200. En Scalabrini Ortiz 1925, en Palermo, Wilson trabaja en una verdulería dentro de un súper chino. “Algunas señoras grandes directamente te dicen que van a esperar a que baje el precio y se terminan llevando lo que esté más barato: zanahoria en lugar de tomate, por ejemplo”, describe.

 

“Hace cinco años que estoy en el rubro y nunca se había prolongado tanto una racha de aumentos por razones climáticas ”, confía Arnold Palacios, que atiende un negocio en Independencia y Alberti, San Cristóbal. “Hay mucha inestabilidad y los precios no se mantienen tres días seguidos” dice Wilson.

 

En Escalada 80, Villa Luro, Néstor Delgado cuenta que “ahora, para la ensalada del mediodía, las chicas que trabajan en el laboratorio de enfrente solamente se llevan un tomate; hasta hace unos meses, por lo menos se llevaban tres”.